El Correo

La campaña con más mujeres

fotogalería

Pili Zabala (Elkarrekin Podemos), Idoia Mendia (PSE), Maddalen Iriarte (EH Bildu), Iñigo Urkullu (PNV) y Laura Garrido (PP), junto al presentador del debate de ETB-1. / EITB

  • Tres de las cinco principales candidaturas a la Lehendakaritza las copan mujeres, cuando hace cuatro años solo había una. Una circunstancia excepcional de Euskadi y de este momento. En los diez primeros puestos de las listas electorales de casi todos los partidos también ellas son mayoría

En junio, a propósito de la segunda convocatoria de Elecciones Generales, Antena 3 organizó un debate entre mujeres. Lo anunció como lo excepcional que era y acudieron Andrea Levy (PP), Margarita Robles (PSOE), Carolina Bescansa (Podemos) e Inés Arrimadas (Ciudadanos). Todas en la primera fila de la política nacional, pero ninguna candidata a presidenta del gobierno. Este martes ETB-1 organizó un debate sin apellido de género que parecía la versión vasca de aquel encuentro de mujeres porque solo había un hombre, Iñigo Urkullu, aspirante a repetir como lehendakari por el PNV. Una diferencia fundamental entre el debate de Antena 3 y el de ETB: en este había candidatas.

De hecho, entre las cinco principales candidaturas a la Lehendakaritza figuran tres mujeres: Idoia Mendia (PSE), Miren Larrion (EH Bildu) -nombrada tras la inhabilitación de Arnaldo Otegi- y Pili Zabala (Elkarrekin Podemos). No solo eso. Hay dos tripletes porque socialistas y abertzales han apostado por tres féminas para encabezar sus listas en los tres territorios. En el otro extremo, PNV y PP, que solo tienen hombres en los puestos destacados y también apuestan por ellos como candidatos: Iñigo Urkullu y Alfonso Alonso, respectivamente.

Esta feminización de la cabeza de salida en la carrera electoral es nueva, ya que en las anteriores elecciones autonómicas, las de 2012, solo figuraba una mujer entre los aspirantes principales: Laura Mintegi por EH Bildu. La de ahora no solo es una circunstancia novedosa, también «muy excepcional», aplaude David Redoli, presidente de la Asociación de Comunicación Política. «La ley obliga a que el género menos representado en las listas, que siempre ha sido el femenino, no lo esté por debajo del 40% pero si las mujeres van en segunda o tercera fila no sirve de nada. Por eso es importante lo que ha sucedido en Euskadi, el salto no solo ha sido cuantitativo, también cualitativo».

Y si a nosotros nos lo parece, fuera de nuestra comunidad resulta más llamativo todavía (en las elecciones gallegas, que también se celebran el 25-S, hay dos aspirantes mujeres). «La única candidata a la presidencia de España fue Rosa Díez pero no tenía opciones de gobernar y además fue candidata en un partido creado por ella misma. La diferencia con las elecciones vascas es que en Euskadi las candidatas sí tienen opciones».

Aquí hay más mujeres a la cabeza... y en todos los niveles. Se ve en las fotos de campaña, donde la presencia femenina iguala si no supera a veces a la masculina. Y lo 'cantan' los números. Comprobamos quiénes son los cabezas de lista de los seis principales partidos (PNV, EH Bildu, PSE, PP, Elkarrekin Podemos y Ciudadanos) en cada provincia: 8 mujeres frente a 10 hombres. Y comparamos las cifras con las de las anteriores elecciones autonómicas de 2012 (entonces no se presentaron Elkarrekin Podemos y Ciudadanos pero tomamos IU-Ezker Anitza y UPyD para el estudio): 4 mujeres por 14 hombres.

Como no puede ser casualidad echamos un ojo ahora a los nombres que ocupan las diez primeras posiciones por Bizkaia, Gipuzkoa y Álava. La tónica general es el 'fifty-fifty', cinco mujeres y cinco hombres. Con dos excepciones. La más llamativa, la mayoría femenina (en una proporción de seis a cuatro) en la lista de Gipuzkoa de EH Bildu y en las de Gipuzkoa y Álava de Elkarrekin Podemos. La anecdótica, la plancha vizcaína de Ciudadanos, en la que aparecen solo cuatro mujeres frente a seis hombres. Así que la suma total decanta la balanza hacia el lado de ellas: 92 mujeres frente a 88 hombres en el 'top ten' de las listas. En el año 2012 la proporción era la inversa: 87 mujeres frente a 93 hombres.

«Euskadi ha sido un territorio a la vanguardia en muchas cosas y en política lo es», asegura Redoli, que también destaca ejemplos como el de Susana Díaz (PSOE), actual presidenta de Andalucía, o el de Mónica Oltra, destacada dirigente de Compromís (Comunidad Valenciana). Pero el salto definitivo, advierte, sería una mujer en La Moncloa. «Está a punto de caramelo. Susana Díaz y Soraya Sáenz de Santamaría bien podrían ser las candidatas del PSOE y el PP».

La senda está abierta, dice. «El caso de Hillary Clinton ha roto moldes porque ser presidenta de Estados Unidos equivale a ser presidenta de medio mundo. Y cada vez se escuchan más voces que piden una secretaria general de Naciones Unidas. ¿Es que acaso en medio siglo no ha habido ninguna mujer que sepa inglés y tenga un perfil político adecuado para este puesto?». Esa misma pregunta cabe hacerse a nivel de la política general, autonómica y municipal. Quizá cabía hacérsela hasta ahora.