El Correo

Mendia llama a evitar que «se vuelva a zarandear las instituciones con debates que dividen»

Mendia y López esta tarde en Barakaldo.
Mendia y López esta tarde en Barakaldo. / Efe
  • Patxi López dice que nunca ha sido tan necesaria una izquierda «razonable» para hacer frente a los nacionalismos y al «populismo vacío»

La candidata a lehendakari por el PSE-EE, Idoia Mendia, ha realizado un llamamiento a evitar que "se vuelva a zarandear las instituciones con debates que dividen" y ha asegurado que "el viejo nacionalismo cuenta ya con los escaños del nuevo nacionalismo", con los de Podemos. En un acto político celebrado en el Parque de Los Hermanos de Barakaldo, junto al secretario de Acción Política y Ciudadanía del PSOE y exlehendakari, Patxi López, Mendia ha dicho que el próximo 25S "sólo hay dos modelos de claros de país, el de EH Bildu, para blindar derechos a los nacionalistas, y el de los socialistas, para blindar derechos sociales".

En referencia al PNV, ha manifestado que son "profesionales del escaqueo y siguen sin responder, pero llevan así toda su historia". Por otro lado, ha afirmado que, "quien ha aprendido rápido es Podemos", porque "son nuevos, pero son los nuevos profesionales del escaqueo". "Se han abonado a una respuesta fetiche: 'lo que diga la ciudadanía'", ha indicado. A su juicio, "no se puede dar la confianza a quien no sabe qué va a defender en el Parlamento", por lo que ha explicado que, "quienes quieran que cada voto se vuelque en resolver los problemas de la gente, sólo tendrán esa garantía en la papeleta del PSE-EE".

En ese sentido, ha asegurado que "las papeletas que no vayan a los socialistas servirán para que los distintos nacionalismos se dediquen a discutir sobre si es mejor ser independentistas del siglo XXI, como dice Urkullu, o del XIX como plantea EH Bildu, o del de temporada propio de Podemos". "El viejo nacionalismo cuenta ya con los escaños del nuevo nacionalismo para ese proyecto, cuenta con los escaños de Podemos, y no nos podemos permitir perder el tiempo", ha advertido, para señalar que no se puede "volver a zarandear a las instituciones vascas con debates de parte que dividen a la sociedad".

Cambiar la RGI

En esta línea, ha recordado que los vascos piden ya "esfuerzos para modernizar Euskadi y corregir la desigualdad con un liderazgo sin titubeos". "Y nosotros somos la garantía", ha asegurado. Por ello, ha señalado que se necesita "un lehendakari con visión de país, que mire al futuro, con capacidad de alcanzar acuerdos". "Y yo quiero ser esa lehendakari y liderar un Gobierno que abandone la resignación", ha asegurado.

Idoia Mendia ha indicado que, en este campaña, el PSE-EE "está creciendo y, una vez más, como siempre, está en el centro de la política vasca". Después de los debates, ha dicho que "va quedando más claro dónde está cada uno" y el PSE-EE está "con la gente que necesita de nuestras iniciativas, liderando el giro social que este país necesita y avanzando en el camino de una Euskadi mejor".

Tras subrayar que su prioridad es "el empleo, pero no cualquier empleo", ha apostado por "impulsar planes de reindustrialización en zonas como Barakaldo, especialmente golpeadas por la crisis y el paro". En ese sentido, ha dicho que el PSE va a invertir 250 millones de euros en las comarcas más afectadas, "generando un impacto económico de más de 1.000 millones de euros".

Mendia ha asegurado que no permitirá que "se juegue con las pensiones de los mayores, como pretende el PNV con su plan de Seguridad Social Vasca, que no es más que la puerta para su privatización". También ha afirmado que quiere "cambiar la RGI, pero para salvar la RGI, para que llegue a todo el que la necesita y nadie se aproveche de ella". Asimismo, ha asegurado que quieren construir una Administración "más moderna y eficiente", y, para ello, quiere "revisar los perfiles lingüísticos, algo que molesta mucho a los nacionalistas".

Tras remarcar que los socialistas han estado "en todos los grandes acuerdos sobre el euskera", ha precisado que lo que están diciendo es que "hay que revisar las exigencias lingüísticas de cada puesto de trabajo público", que "no se puede pedir el mismo nivel a un forense que a un traductor". "El euskera tiene que dejar de ser un obstáculo para acceder a un puesto público", ha precisado.

Soberanías e independencia

Por su parte, Patxi López ha afirmado que los problemas de los vascos "no son de soberanías ni independencias, que parece que es lo único que les preocupa a algunos". "Lo vimos ayer en el debate, PNV, Bildu y Podemos, dispuestos a ponerse de acuerdo en consultas soberanistas y avances de autodeterminación. Los socialistas, dispuestos a entendernos en planes de empleo, en el fortalecimiento de las políticas sociales, en la modernización de los servicios públicos, en el impulso a nuestra industria", ha apuntado.

En este sentido, ha afirmado que con el PSE-EE "se puede contar para la construcción social de Euskadi, la que suma, la que integra, la que hace progresar a todos colectivamente". "Pero que no cuenten con nosotros para su construcción nacional porque lo único que consigue es división y enfrentamiento", ha asegurado. A su juicio, "la verdadera elección" el día 25 es "suma o división, avance o paralización, atender a los problemas que de verdad preocupan a los ciudadanos o atender a ensoñaciones partidistas".

"Hay quienes basamos nuestro proyecto ideológico en la libertad, la igualdad y la justicia social. Hay quienes lo basan en la acumulación de riqueza y poder en unas pocas manos, en la especulación privada de las necesidades públicas, y quien lo hace en el nacionalismo y la independencia", ha manifestado. En esta línea, ha lamentado que "más de uno dice que las ideologías son cosas del pasado y los de Podemos más postmodernos dicen que es cosa de trileros, pero esto lo único que hace es ocultar que la ideología neoliberal está socavando todos los elementos de solidaridad social y de seguridad vital".

"Desde hace muchas décadas, la izquierda no era tan necesaria como ahora, tan urgente su gestión de la política como ahora. Hoy es más necesaria que nunca la presencia de una izquierda razonable en las instituciones públicas para hacer frente al populismo vacío que ofrece la salvación asaltando el cielo y para hacer frente a unos nacionalismos que buscan enfrentar a unos ciudadanos con otros, queriéndonos imponer a todos su propia identidad", ha indicado.

«Reivindicad la izquierda, la de siempre»

Ante esto, ha emplazado a "recuperar el socialismo de siempre, la esencia de la izquierda democrática", para llegar a las instituciones y, "desde allí, repartir mejor la riqueza, mayor solidaridad ciudadana y más igualdad de oportunidades". Por ello, ha reiterado que no participarán "en pactos de división, en eternos debates soberanistas que nos encierran en un laberinto sin salida". "Los socialistas nos presentamos como siempre, a cara descubierta, porque no tenemos nada que ocultar, y con las manos tendidas para el acuerdo, para el entendimiento, porque tenemos muy claro que este país lo tenemos que construir juntos, no unos contra otros", ha añadido.

Además, ha recordado que el PSE-EE siempre ha defendido "los pactos de país, los acuerdos amplios para construir un futuro compartido". A su juicio, los vascos no están "condenados a la insolidaridad y al enfrentamiento identitario". "Es posible el progreso colectivo con un reparto más justo de la riqueza, es posible la libertad de cada uno con el reconocimiento de identidades diferentes, y una sociedad más decente y solidaria. Esto es lo que ofrece el PSE-EE, unir las manos, coordinar esfuerzos para una sociedad más libre y más justa", ha asegurado.

El representante del PSOE ha instado a la ciudadanía a no dejarse "engañar por los que ofrecen el cielo gratis", ni por lo que "quieren encerrar a Euskadi en fronteras antiguas para cobijarnos del mundo malo". "Reivindicad la izquierda, la de siempre, la que transforma, la que no engaña, la que se va a dejar la piel, como hemos hecho siempre, frente a todo, para construir un país mejor para todos", ha añadido.