El Correo

Mendia acusa el Gobierno de Urkullu de ser «notario de la realidad»

Mendia durante el coloquio.
Mendia durante el coloquio. / Telepress
  • Apuesta por impulsar la mesa de diálogo social en la que el PNV «no cree» porque está «incómodo con el sindicalismo confederal»

La secretaria general del PSE-EE y candidata a lehendakari, Idoia Mendia, ha afirmado que el Gobierno de Iñigo Urkullu se ha «limitado» a ser «notario de la realidad» sin poner el «empeño que debería» en la reindustrialización y la creación de empleo de calidad.

Mendia ha hecho esta reflexión en un encuentro con representantes sindicales de CC.OO., UGT y Satse en distintas empresas y federaciones de Euskadi, entre los que se encontraba el secretario general de UGT Euskadi, Raúl Arza, en la que han planteado a la líder del PSE-EE cuestiones en torno a la situación de La Naval, la conciliación de la vida laboral y familiar, el empleo público o la exigencia del euskera como requisito para acceder a la Administración.

La candidata del PSE-EE ha hecho un análisis de la realidad vasca que, a su juicio, se caracteriza por trabajadores precarios, cuyos sueldos «apenas sirven para llegar a final de mes»; por la situación de los parados mayores de 45 años, «auténticos expulsados» del mercado laboral y por el hecho de que el 59% de parados, ya no cobre ninguna prestación por desempleo o por la «ridícula cifra» de los contratos indefinidos que se realizan en Euskadi.

También ha denunciado la situación de empresas como La Naval, donde existen problemas para contratar mano de obra cualificada o la de la ACB de Sestao o de Zumarraga. Precisamente, en relación a la acería vizcaína, se ha mostrado contenta por su reapertura, pero no por las condiciones en que se ha hecho «con la mitad de trabajadores» y con jornadas de 12 horas, aunque, en todo caso, se ha mostrado optimista sobre su futuro.

La líder del PSE-EE cree que es importante «pelear» dentro de la UE y con el Gobierno central «para defender lo nuestro» y ha indicado que existen ayudas en la UE que otros países dan a sus acerías y «aquí no se ha sabido aprovechar o no se ha sabido buscar».

«Notario de la realidad»

«Es lo que ha habido en estos últimos años, un ser notario de la realidad, un mirar por la ventana de lo que está pasando y un Gobierno como el vasco, con el nivel de competencias que tiene, se le tiene que exigir mucho más, prevenir lo que puede pasar», ha apuntado

Idoia Mendia ha indicado que le «irrita» que todas las reflexiones de candidatos en campaña sean decir que Euskadi es «un oasis, una isla, la vanguardia o el furgón de cola de la economía española». «Esto no es un concurso de metáforas, esto es política», ha apuntado.

A su juicio, en política hay que «priorizar» y ha indicado que para el PSE-EE su prioridad es el empleo y adoptar medidas. Ha denunciado que en esta pasada legislatura se han perdido 10.000 empleos en la industria y, por primera vez, desde que existen registros hay menos de 200.000 empleos industriales.

«Y para frenar esta sangría, hace falta un Gobierno vasco con una orientación política clara y que tenga como prioridad recuperar el vigor industrial pasado. El Gobierno de Urkullu no lo hace o prioriza en otro sentido cuando vemos que el Departamento Desarrollo Económico y Competitividad es el que más ha recortado, dejando sin ejecutar más de 130 millones al cierre de 2015. El Gobierno de Urkullu no lo hace cuando abandona a su suerte a las comarcas más castigadas por el empleo», ha añadido.

En este sentido, ha apuntado que, en un reciente encuentro con el comité de La Naval, le recordaban que muchas empresas que no encuentran trabajadores que se adapten a los perfiles requeridos están saliendo a contratar fuera, cuando el desempleo ronda el 22% en comarcas como la Margen Izquierda. En este sentido, en respuesta a una de las cuestiones planteadas, ha defendido que la formación es «clave» en el futuro de la industria y, tras apostar por la FP Dual o por el trilingüismo.

Además, ha denunciado la «responsabilidad política» del Gobierno por haber dejado que la industria «cayera en manos ajenas» y ha precisado que se ha perdido el control de buena parte del tejido industrial -ACB, Arcelor Zumarraga, Cablenor en Vitoria-, «haciendo que un sector estratégico para este país termine en manos extranjeras».

«Pero también las joyas de la corona (Gamesa e ITP) han pasado a manos de multinacionales como Siemens o Rolls Royce. Nuestras fábricas, ahora no son más que chinchetas clavadas en un gran mapamundi, bajo la amenaza constante de ser arrancadas, por una decisión tomadas en Luxemburgo, Londres o Nueva York», ha añadido.

Asimismo, ha criticado las políticas de empleo que ha desarrollado el Gobierno Urkullu porque en Euskadi hay casi 50.000 personas menos trabajando que hace cuatro años y, aunque se está creando empleo, es de «pésima calidad».

A su juicio, el Gobierno de Urkullu no ha puesto en la reindustrialización y la creación de empleo de calidad «todo el empeño que debería». En este sentido, ha indicado que hace falta un Gobierno vasco con una «política industrial vasca», y se ha comprometido a liderarla.

Por ello, ha defendido apostar por nuevos nichos de negocio, recuperar la inversión en I+D, impulsar programas específicos para que los jóvenes que abandonaron sus estudios obtengan nuevas cualificaciones o apostar por una FP Dual.

Mendia, que ha indicado, por otro lado, que Lanbide es «el gran reto pendiente», también ha planteado planes para las comarcas más afectadas por el paro como Margen Izquierda Encartaciones, Oarsoaldea, Valle de Ayala, Zumárraga y ha indicado que el PSE acompañaría los programas de la UE para estas comarcas con una financiación extraordinaria de 250 millones en cuatro años, que, según ha precisado, generará un impacto económico final de más de 1.000 millones en las zonas afectadas.

Diálogo social

La candidata del PSE ha defendido ir «de la mano de los agentes sociales» y, en este sentido, ha señalado que, si gobiernan, recuperarán la mesea de Diálogo Social que «este Gobierno ha estado a punto de enterrar».

Idoia Mendia, que ha planteado un modelo de relaciones laborales «más colaborativo», cree se han perdido cuatro años en los que se podrían haber alcanzado acuerdos importantes y solo al final de la legislatura se ha logrado firmar un acuerdo en defensa de los convenios colectivos y para impulsar el papel de los agentes sociales en las políticas sociolaborales.

Tras afirmar que tuvieron que «presionar mucho» para que dotaran de partidas a algunos de los acuerdos alcanzados, como el del contrato de relevo, ha asegurado que el Gobierno de Urkullu «no ha creído en el diálogo social» y se encuentra «incómodo ante un sindicalismo confederal que responde a más intereses que la construcción nacional».

Mendia, en respuesta a otra de los asistentes, ha defendido que la Mesa de Diálogo Social puede ser el ámbito adecuado para hablar de igualdad y de la conciliación de la vida laboral y familiar. Por otra parte, tras reclamar una actualización de la Ley de Función Pública, ha afirmado que hay que acabar con la alta interinidad en el sector público y adaptar la administración a los nuevos tiempos.

Euskera

Por último, en relación a la exigencia del euskera para acceder a la Administración, un tema que le ha plantado Raúl Arza, ha manifestado que es un tema «que hay que coger por los cuernos» y ha indicado que la Administración tiene la obligación de atender en euskera y castellano, pero hay muchos puestos que «no tienen trato con el público».

Por ello, ha asegurado que se «pierde mucho capital humano» porque no pueden acceder a puestos en los que se exige determinado perfil. A su juicio, hay que hacer excepciones con los mayores de 45 años, teniendo cuenta los territorios y zonas y cree que hay eliminar perfiles lingüísticos como el cuatro y el tres limitarlos a unos puestos muy determinados. Asimismo, ha defendido ir a perfiles mixtos en la Ertzaintza y Sanidad.