El Correo

Mendia: «No me parece que Podemos sea un partido de izquierdas»

Idoia Mendia, en un acto con simpatizacntes en Errenteria.
Idoia Mendia, en un acto con simpatizacntes en Errenteria. / Arizmendi
  • La candidata del PSE a lehendakari ha participado en Errenteria en una mesa redonda con militantes y simpatizantes socialistas

La candidata del PSE a lehendakari, Idoia Mendia, ha dicho que no le parece que Podemos sea "un partido de izquierdas", ha llamado "notario de la realidad" al aspirante del PNV a la reelección, Iñigo Urkullu, y ha reprochado a EH Bildu que opte por la "patria" en vez de por las políticas sociales.

Mendia ha aprovechado su participación en una mesa redonda con militantes y simpatizantes organizada por su partido en Errenteria para arremeter con dureza contra el resto de formaciones políticas, a las que ha pedido "claridad" en sus mensajes, al igual que, según ha comentado, hace el PSE al proclamar su defensa de los principios de "justicia, solidaridad e igualdad" frente al derecho a decidir.

La aspirante socialista ha hecho esta reflexión al ser preguntada sobre la política de pactos que seguirá su formación tras las elecciones vascas del próximo día 25, cuestión ante la que, en su opinión, "los que tiene que definirse son los otros", porque el PSE ya ha anunciado que no utilizará los votos que reciba "para dividir Euskadi", para "perder cuatro años mareando la perdiz: que si Madrid sí o no", o para plantearse "cómo relacionarse con España".

"Lo que hay que ver es cómo nos relacionamos los territorios -vascos-, cómo operamos mejor, cómo sacamos adelante las políticas sociales y cómo garantizamos que no perdemos lo que hemos conquistado hasta ahora", ha recalcado Mendia. En este contexto, ha opinado que Podemos "no es un partido de izquierdas" porque lo único que, a su entender "ha aportado" la formación morada hasta ahora al debate político ha sido el haber "copiado bastante" de los "discursos" socialistas.

"He sido incapaz de encontrar su programa para estas elecciones, no sé qué defienden y la única aportación que les veo que hacen a la política vasca ya la hacen los nacionalistas, que es hablar de conflicto político, de presos políticos, de independencia y de derecho a decidir", ha sentenciado.

Distancia con EH Bildu

En cuanto a EH Bildu, ha señalado que cuando la coalición abertzale se ve obligada a "elegir entre la patria y las políticas sociales, elige la patria", al tiempo que ha recordado que a los socialistas "todavía" les separan "muchas cosas" de ellos. No obstante, ha admitido que, tras las elecciones, los pactos serán "necesarios" porque, según ha augurado, nadie tendrá mayoría suficiente como para "gobernar en solitario".

"Nuestros votos van a servir para la construcción social, no para la construcción nacional", ha insistido, antes de recordar que los socialistas siempre han estado en los "que han servido" para el País Vasco. "Donde no estuvimos nunca fue en el Pacto de Estella ni el Plan Ibarretxe", ha sentenciado.

En otro momento de su discurso, Mendia ha lamentado los cuatro años transcurridos la pasada legislatura, en los que en materia de industria "el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el Gobierno Vasco del PNV han estado como notarios de la realidad".

Ha recordado, en este sentido, que ante la crisis del acero que se vive en Euskadi no se haya "visto una decisión clara por parte del Gobierno Vasco. Parecía que todo estaba en manos en Bruselas y de Madrid o de la propia compañía", ha dicho la dirigente socialista, quien ha opinado que frente a esta situación es posible "generar buenas condiciones de empleo y acompañar" a las empresas vascas porque Euskadi tiene "competencia exclusiva en Industria".

Mendia se ha mostrado también partidaria de abrir la administración vasca al conjunto de la ciudadanía, buscar la igualdad "plena" ente hombres y mujeres, y potenciar el aprendizaje del inglés en la escuela pública vasca, para cerrar la "brecha" existente en este ámbito en el que en la actualidad 50.000 niños estudian alguna asignatura en este idioma en la enseñanza concertada, cuando en la pública sólo lo hacen 11.000. La candidata socialista ha rechazado también "la privatización de las pensiones" en Euskadi, y el copago sanitario.