El Correo

Rivera acusa al PNV de «desentenderse» de la gobernabilidad de España «por miedo a Bildu»

Rivera durante el acto celebrado en Bilbao. / Telepress
  • El líder de Ciudadanos ha reprochado a la formación jeltzale que las «principales» cuestiones económicas que afectan a la sociedad vasca «se tienen que pelear en el Congreso»

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha acusado hoy al PNV de «desentenderse de la gobernabilidad de España» cuando las «principales» cuestiones económicas que afectan a la sociedad vasca «se tienen que pelear en el Congreso».

El líder de la formación naranja ha reprochado al PNV que «solo pide pero luego no se moja en la gobernabilidad» del país y ha afirmado que «no hay que escoger entre preocuparse por el País Vasco o por España», ya que «es lo mismo». Rivera ha considerado que el PNV ha «renunciado» a su apoyo para formar Gobierno en el parlamento nacional porque tiene «miedo a Bildu» y ha asegurado que Ciudadanos sí jugará un «papel determinante» en el panorama nacional.

Rivera ha criticado a Podemos por entender que lo que quiere hacer en Euskadi es «sumar con Bildu y radicalizar la política en el País Vasco», durante la celebración de un acto electoral de su partido en la plaza de La Casilla de Bilbao junto a su candidato a lehendakari Nicolás de Miguel.

Panorama nacional

El líder de Ciudadanos ha afirmado que el panorama nacional está «bloqueado» por el «personalismo del señor Sánchez y del señor Rajoy» y, a su juicio, «España no se merece quedar bloqueada por el sillón de nadie».

Tras destacar que su formación ha logrado que «la vieja izquierda y la vieja derecha» hayan «cambiado su posición y tengan que ceder ante el centro político», ha asegurado que en estos momentos se necesitan «grandes dosis de generosidad», saber «ceder» y sentarse «con el que piensa distinto».

En este sentido, ha manifestado que «no nos sirven los líderes que bloquean y no nos sirven los líderes que ponen su sillón por delante de España». A su juicio, el PP y el PSOE «lo que desean es terceras, cuartas o quintas elecciones, que no se visualice el cambio en el Parlamento».