El Correo
El PNV ganaría las elecciones y sumaría más escaños con el PSE que Bildu y Podemos juntos

El PNV ganaría las elecciones sin perder ningún escaño

  • EH Bildu y Podemos pugnarían por la segunda plaza en un Parlamento en el que no estaría Ciudadanos, según el CIS

El PNV no notaría la irrupción de los nuevos partidos. Según la encuesta que ha publicado hoy el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el partido de Iñigo Urkullu ganaría las elecciones con 27 ó 28 escaños -en la última legislatura ha ocupado 27 asientos-. El resultado que prevé este sondeo, realizado entre el 27 de agosto y el 2 de septiembre a partir de 3.000 encuestas, apunta a que la formación jeltzale no notaría el efecto de la irrupción de nuevos partidos, sino, al contrario, se podría ver beneficiado. Sería, de hecho, el único partido que no se vería afectado.

El estudio sitúa a EH Bildu en segunda posición con 16 asientos -ahora tenía 21-, aunque con un estrecho margen de ventaja respecto a Elkarrekin Podemos, que irrumpiría en la Cámara de Vitoria con entre 15 ó 16 asientos. El peor parado de las elecciones resultaría el PSE de Idoia Mendia, que perdería la mitad de sus representantes y se quedaría con solo 8 escaños, los mismos que el PP. El CIS no prevé que Ciudadanos vaya a obtener un puesto en el Legislativo.

El sondeo electoral dibuja un panorama en el que el PNV mantendría la hegemonía y ampliaría distancias respecto al resto de fuerzas. De hecho, aumentaría el porcentaje de voto -pasa del 34,6% cosechado hace cuatro años, al 37,9% de la encuesta- y lograría así mantener el mismo resultado en escaños o, incluso, ganar uno. Los jeltzales se convertirían así en una rara avis: serían uno de los pocos partidos en el Gobierno que no solo no se ve afectado por la crisis o por la aparición de nuevas siglas, sino que es capaz de ganar poder.

Alianza sin mayoría absoluta

Los peneuvistas no conseguirían, no obstante, alcanzar la mayoría absoluta de la mano del PSE -los dirigentes de Sabin Etxea han insistido en las últimas semanas sobre su voluntad de repetir en la Lehendakaritza la alianza que ya tienen en diputaciones y ayuntamientos de las tres capitales con los socialistas-, aunque se quedarían muy cerca de los 38 escaños que suponen esa mayoría. En el mejor de los escenarios PNV y PSE sumarían 36 asientos en un Parlamento de 75.

  • Efecto rebote(Olatz Bariuso)

Los socialistas, de hecho, serían los que peor parados van a resultar de la irrupción en el tablero vasco de Podemos. De confirmarse las previsiones del CIS, se quedarían en la mitad de lo que ahora son en la Cámara, pasando de 16 parlamentarios a apenas 8, los mismos que el PP, que ahora tenía diez. La batalla también se antoja interesante en lo que se refiere a la segunda posición en el Legislativo. Elkarrekin Podemos, la coalición que une al partido de Nagua Alba con Ezker Anitza y Equo, irrumpiría con 15 ó 16 asientos y estaría muy cerca de los 16 representantes con lo que se quedaría EH Bildu. La izquierda abertzale sería otra de las damnificadas por la nueva política pues se dejaría en estos cuatro años cinco representantes, según el CIS.

Pero después de haber quedado por detrás de Podemos en las dos últimas elecciones generales y de haber sufrido su zarpazo en las municipales y forales del año pasado, la coalición independentista entendería casi como un triunfo mantener el liderazgo de la oposición. La encuesta del CIS deja, además, una sorpresa: es el único sondeo publicado hasta el momento que no contempla un lugar para Ciudadanos en la Cámara autonómica. Todos los trabajos sociológicos anteriores hablan de que el partido de Albert Rivera -que se va a volcar en la campaña vasca con hasta seis mítines- y Nicolás de Miguel podría conseguir un escaño por Álava, el mismo que dejaría vacante UPyD, que hace semanas anunció que no se presentaría a estos comicios. Según el CIS, Ciudadanos sumaría el 1,8% de las papeletas y se quedaría fuera del Legislativo por un estrecho margen.