El Correo
Elecciones EEUU
Trump: «No tengan miedo»
/ AFP

Trump: «No tengan miedo»

  • El magnate envía un mensaje tranquilizador durante su primera entrevista como presidente electo de EE UU, pero advierte que mantendrá la mano dura contra los inmigrantes ilegales y deportará a tres millones de personas

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que las miles de personas que protestan en diversas ciudades del país no tienen nada que temer en su futuro, pero dejó claro que se mantendrá firma en materia de inmigración o aborto.

"Yo les diría que no tengan miedo", dijo Trump en referencia a los miles de manifestantes que desde el miércoles protestan en las calles.

En su primera gran entrevista como presidente electo, al programa 60 Minutos, de la cadena CBS, Trump apuntó que a esos manifestantes les diría que "no tengan miedo porque vamos a unir nuevamente a este país". No obstante, insistió en que, en muchos casos, se trata de manifestantes "profesionales". "Acabamos de tener una elección y uno debería tener algo de tiempo. Hay gente protestando. Si Hillary Clinton hubiese ganado y mis electores estuvieran protestando, todos dirían 'oh, que cosa horrible', y habría una actitud diferente", comentó.

Jueces pro-vida y pro-armas

En otra parte de su entrevista, Trump dijo que su gobierno priorizará el nombramiento de jueces conservadores a la Corte Suprema, pero adelantó que no pretende cuestionar la normativa sobre casamientos de personas del mismo sexo. "Los jueces serán pro-vida", dijo Trump en la entrevista, para añadir que esos togados serán todos "muy favorables a la Segunda Enmienda" a la Constitución, que garantiza el derecho de los estadounidenses a poseer armas de fuego.

Sin embargo, añadió, no pretende cuestionar la normativa vigente sobre los casamientos entre personas del mismo sexo, como sugiere una parte importante del electorado conservador que lo apoyó en las elecciones del pasado martes. "Es la ley. Es algo que fue resuelto por la Corte Suprema. O sea, es un hecho", dijo Trump, para añadir: "Además, yo no tengo problemas con eso".

El mandatario electo dijo sentirse "entristecido" al conocer detalles sobre agresiones y acoso a minorías en los días siguientes a su victoria electoral. En especial, un video sobre estudiantes entonando cánticos sobre el "poder blanco" sacudieron al país. Trump también envió un mensaje a esas personas: "paren con eso", dijo. "Detesté escuchar eso. Me dejó muy triste saber de eso", aseguró a 60 Minutos.

Deportará a tres millones de inmigrantes ilegales

Trump confirmó también que renunciará a su salario como presidente -de unos 400.000 dólares al año- y que recibirá apenas el mínimo obligatorio por ley para el cargo, un salario simbólico de un dólar al año.

Durante la jornada, la red CBS había adelantado fragmentos de la entrevista, inclusive una frase de Trump sobre su intención de iniciar cuanto antes la deportación de inmigrantes ilegales. "Lo que estamos haciendo es tomar a los criminales y a quienes tengan antecedentes criminales, pandilleros, traficantes de drogas (...) probablemente dos millones, incluso tres millones; los vamos a sacar del país o los vamos a encarcelar", dijo.

El número de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos se estima en once millones, la mayoría mexicanos, centroamericanos y sudamericanos instalados desde hace años en el país.

El presidente republicano de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, formuló declaraciones opuestas a la postura de Trump: «No estamos planeando en formar una fuerza de deportación. Donald Trump no está planeando eso», dijo Ryan a CNN. Trump hizo de la seguridad en la frontera con México uno de los puntos centrales de su campaña electoral. Indicó a CBS que el muro fronterizo que prometió no necesariamente será solo de ladrillos. «Podría haber cercos», dijo Trump. «Pero para ciertas áreas, un muro es más apropiado. Soy muy bueno en esto», dijo.

Newt Gingrich, uno de las principales figuras en torno a Trump, había arrojado un manto de duda sobre si el mandatario electo obligará a México a pagar el muro. «Dedicará mucho tiempo a controlar la frontera. Tal vez no gaste demasiado tiempo intentando que México pague por ello, pero fue una gran estrategia de campaña», dijo Gingrich según The Washington Post.

El presidente electo enfrenta una tarea colosal para designar a su gabinete y a cientos de altos funcionarios antes de su asunción el 20 de enero. No obstante, este domingo despejó la incógnita acerca de quien será su jefe de gabinete en la Casa Blanca al designar a Reince Priebus, el presidente del Partido Republicano.

También nombró a Stephen Bannon, su jefe de campaña y propietario del portal de noticias Breitbart News, como su principal estratega y asesor. «Estoy encantado de que mi muy exitoso equipo continúe conmigo para liderar nuestro país», dijo en un comunicado Trump, quien realiza así los primeros nombramientos de su futuro gobierno. «Steve y Reince son líderes altamente calificados que trabajaron bien juntos durante nuestra campaña y nos lideraron a una histórica victoria», señaló Trump. «Ahora tendré a ambos conmigo en la Casa Blanca mientras trabajamos para devolver la grandeza a Estados Unidos», agregó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate