Urkullu pide el «compromiso» de sindicatos y patronal para evitar la «desigualdad intolerable» de la brecha salarial

Urkullu, durante una rueda de prensa./E. C.
Urkullu, durante una rueda de prensa. / E. C.

Los convocados para la reunión que tendrá lugar el 12 de marzo han tenido hoy una primera toma de contacto

AGENCIAS

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha pedido «compromiso» a los asistentes a la reunión convocada por el Gobierno vasco para abordar la brecha salarial y espera que, tanto sindicatos como patronal y Gobierno, sean «capaces de acordar», ya que «todos compartimos el objetivo de evitar una desigualdad intolerable en una sociedad avanzada». Además, sin citar al sindicato ELA, ha pedido «a quienes han decidido no acudir, que no entorpezcan el trabajo compartido».

En su intervención en la apertura del I Foro TransDi 'La Transformación digital, una realidad', el lehendakari ha hecho referencia a la reunión convocada por el Departamento vasco de Trabajo y Justicia para abordar la brecha salarial entre hombres y mujeres que se celebra este miércoles, a la que asisten CCOO, UGT, LAB y la patronal Confebask, mientras que el sindicato ELA, mayoritario en Euskadi, ha rechazado asistir.

Según ha explicado, el objetivo del Gobierno es «extender una visión y estrategia compartidas para ofrecer soluciones, también, al problema de la brecha salarial entre mujeres y hombres» y ha indicado que con este objetivo se convoca este miércoles la mesa de diálogo entre la Administración y los agentes sociales. «Gobierno, empresas y sindicatos nos reunimos para seguir avanzando en el reto de la igualdad y para reducir la brecha salarial», ha insistido.

En este sentido, ha destacado que «todos compartimos el objetivo de evitar una desigualdad intolerable en una sociedad avanzada» como en el País Vasco. «Aunque el camino sea complicado, estoy convencido de que vamos a conseguir avanzar», ha señalado. Asimismo, ha pedido «compromiso» a los asistentes a la reunión y espera que tanto sindicatos como patronal y gobierno, sean «capaces de acordar». Sin citar al sindicato ELA, Urkullu ha pedido «a quienes han decidido no acudir, que no entorpezcan el trabajo compartido».

Primera toma de contacto

Los participantes en la reunión han tenido hoy una primera toma de contacto y se han citado para un nuevo encuentro el 12 de marzo. La reunión, que no ha contado con la presencia de ELA al considerar esta cita un «puro acto de propaganda», ha servido para intercambiar primeras impresiones sobre este problema y la próxima reunión será el 12 de marzo, y a ella acudirá también Emakunde con la intención de que pueda facilitar datos actualizados sobre la brecha salarial.

Tras ella el director del Departamento Jurídico Laboral de Confebask, Jon Bilbao, ha manifestado que la reunión ha ido «bien» y se ha entrado en un «tema que nos preocupa a todos», también a las organizaciones empresariales.

Bilbao ha señalado que «la no igualdad en las empresas» es un «factor que perjudica la competitividad» porque cada puesto y responsabilidad tiene que ser realizado por «aquella persona que sea más capaz de hacerlo». En este sentido, ha manifestado que, cualquier «discriminación» perjudica a la persona afectada, pero «a la empresa también».

La respuesta de los sindicatos

Por su parte, la miembro de la Ejecutiva de LAB, Arantza Vázquez, ha afirmado que no les ha parecido positivo el punto de partida del encuentro porque Confebask «ha dejado claro que la brecha salarial no es discriminación», algo que, a su juicio, es «grave». Asimismo, ha denunciado que la patronal vasca «niega su responsabilidad» mientras el Gobierno vasco «no está dispuesto a interpelar a la patronal».

«Se sigue hablando de la complejidad de la brecha salarial pero hoy en día se pueden hacer un montón de cosas bien mediante la contratación, la negociación colectiva o tomando medidas de conciliación y corresponsabilidad y hoy aquí no nos han traído ninguna propuesta concreta», ha manifestado.

Por su parte, la secretaria de Acción Sindical de CC.OO. Euskadi, Mari Cruz Vicente, ha manifestado que la reunión ha sido una primera toma de contacto y ha defendido que hay que hablar no solo de la brecha salarial, sino de «todo lo que propicia que exista». La representante de CC.OO. ha indicado que, además de un calendario de reuniones, hay que establecer un índice de materias a abordar.

Vicente, que cree que el foro es adecuado para tratar este tema, ha recordado que en la mesa de diálogo social habían planteado hablar también de las políticas y planes de igualdad en las empresas porque es «clave» para abordar la brecha salarial. La representante de CC.OO. espera que sean capaces de llegar a acuerdos pero ha reconocido que habrá «discrepancias» con la patronal.

Por su parte, la secretaria de Política Sindical e Institucional de UGT Euskadi, Maribel Ballesteros, ha destacado la importancia de luchar contra la brecha salarial, pero cre que hay que dar «un paso más allá» que debe partir, en primer lugar, del debate, pero «no hay que quedarse en el debate simplemente». «Ya estamos bastante cansados de abrir mesas, foros, en los que, al final, no se concreta nada y nos quedamos con esa frustración en la que llevamos mucho tiempo en el ámbito laboral», ha manifestado.

Emakunde

El Instituto vasco de la Mujer-Emakunde ha afirmado este miércoles que la discriminación salarial es uno de los factores que «reproduce y perpetúa» la desigualdad de mujeres y hombres en la sociedad y ha lamentado que «la conciencia social no sea paralela a la magnitud y la importancia de este problema».

Con motivo del Día por la Igualdad salarial entre mujeres y hombres que se celebra este jueves, Emakunde ha recordado que actualmente se calcula que la diferencia salarial entre hombres y mujeres en Euskadi es de 7.551 euros anuales.

En concreto, la ganancia media anual por persona trabajadora en la Comunidad Autónoma Vasca es de 31.088 euros en los hombres y 23.537 euros en las mujeres. Por sectores, las mayores diferencias se producen en el sector servicios, el que mayor número de mujeres emplea.

«Se trata de cifras contundentes que ponen de manifiesto un problema cuyos factores son, en muchos casos, de difícil identificación para la opinión pública. Esta dificultad provoca que la conciencia social no sea paralela a la magnitud y la importancia de este problema», ha señalado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos