Toxo deja las riendas de CC OO y pide un sindicato «a la ofensiva»

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. / EFE

El ya exsecretario general muestra su deseo de reformar una Constitución con «síntomas de agotamiento» y lanza un mensaje a la patronal para tratar de cerrar un pacto salarial

LUCÍA PALACIOSMadrid

"Tranquilo y convencido de haber hecho lo mejor". Así es como se siente Ignacio Fernández Toxo tras dejar de ser el líder de CC OO, que aseguró que "necesitamos un sindicato a la ofensiva". Con toda probabilidad, el próximo sábado Unai Sordo, secretario general de la organización en el País Vasco, pasará a tomar las riendas del principal sindicato del país.

Toxo, durante su intervención en el XI Congreso Confederal de CC OO, insistió en varios momentos de su discurso en la necesidad de reformar la Constitución española, que, a su juicio, "presenta síntomas de agotamiento". Por este motivo, y porque "el modelo territorial está agotado", exigió a los partidos políticos que se pongan a esta tarea porque "es necesario dar salida al conflicto con Cataluña". "La corrupción y la crisis territorial exigen que este país se pare y se ponga a la tarea de reformar la Constitución", reiteró.

En esta línea, el líder sindical animó a que el país avance hacia un modelo federal, al igual que debe hacerlo Europa. "Este país se merece la oportunidad de poder disfrutar de otro tiempo prolongado de paz, democracia y consenso", defendió, al tiempo que pidió también "acabar con este estado de excepción en el que estamos" y derogar la 'ley mordaza'.

En un perfil más combativo del habitual, se quejó de que los sindicatos, "los verdaderos artífices de la reconstrucción de la democracia", no estuvieran el pasado miércoles en el acto de conmemoración del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas, celebrado en el Congreso. "¡Qué olvido!", ironizó. A su vez, el secretario general saliente pidió la derogación de la reforma laboral del PP y la de las pensiones, así como abogó por un pacto de Estado por la igualdad.

Mensaje a la CEOE

Tampoco quiso despedirse sin lanzar un mensaje muy claro a la patronal en un momento en el que la negociación colectiva está estancada: "La productividad está muy baja en la relación entre las organizaciones empresariales y las sindicales españolas". Y es que el acuerdo salarial para este 2017 sigue sin lograrse pese a que se está a las puertas de julio. Los sindicatos mantienen su petición de una revalorización de entre el 1,8% y un 3% con una cláusula de revisión salarial, mientras que la CEOE se niega a introducir esta cláusula y persiste en que la subidas vayan del 1% al 2% más un 0,5% adicional vinculado a la productividad de las empresas. Todo apunta a que la próxima semana, una vez que haya terminado el Congreso de CC OO, pueda haber una reunión y logren un acuerdo, tal y como el presidente de la CEOE, Juan Rosell afirmó esta semana. De cualquier modo, el ya exsecretario general les advirtió que "ya sabéis lo que tenéis que hacer".

El XI Congreso Confederal de CC OO que comenzó este jueves reflexionará durante tres días sobre los nuevos pasos que ha de dar. Toxo manifestó su confianza en que de aquí salga "un sindicato unido, que va a pasar a la ofensiva para lograr una mejor distribución de la riqueza del país". La idea -tal y como él mismo admitió- es renovar la organización tanto en su gente como en su estructura, así como en "su forma de hacer sindicalismo en una España que ha cambiado". Pero eso sí, manteniendo siempre el principio de unidad de acción sindical.

Al Congreso, además de los más de 750 delegados, asistieron representantes de los partidos políticos e instituciones del Estado, como el secretario general del PSOE, Pedro Sanchez; el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Izquierda Unida, Alberto Garzón; el secretario general de UGT, Pepe Álvarez; el de la CEOE, Juan Rosell, y el de Cepyme, Antonio Garamendi. Estaba prevista también la presencia de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, pero finalmente no pudo acudir por tener que participar en el consejo de ministros. Toxo lamentó su ausencia "porque era importante que el Gobierno estuviera aquí dando la cara" y poder así "decirnos cosas en directo".

Pese a que contaba con el apoyo unánime de la organización, Toxo ha preferido dar un paso atrás para iniciar un proceso de renovación de la mano del candidato que él mismo ha propuesto, Unai Sordo, y que recibió el respaldo casi unánime del Consejo Confederal de CC OO. El sábado CC OO comienza una nueva etapa con él al frente.

Fotos

Vídeos