Enero sigue siendo malo para el empleo, pero menos

Oficina de lanbide en Gernika. /E.C.
Oficina de lanbide en Gernika. / E.C.

Pese al fin de la campaña navideña Euskadi sumó sólo 779 parados y perdió 8.000 cotizantes en el mejor arranque de año «desde 2003», asegura la consejera Artolazabal

Luis López
LUIS LÓPEZ

Como ocurre cada mes de enero, el fin de la campaña navideña ha tenido unos efectos nocivos en el mercado laboral. Según los datos divulgados esta mañana por el Ministerio de Empleo, el pasado mes Euskadi perdió 8.056 cotizantes a la Seguridad Social, lo que supone una caída del 0,85%, hasta quedar la nómina en 935.931 personas. Con todo, la buena noticia es que ese descenso fue inferior al ocurrido en el mismo mes del pasado ejercicio, cuando la caída fue de 9.188 personas. Además, en términos interanuales, es decir, con respecto a enero de 2017, Euskadi ha ganado 19.829 cotizantes, lo que supone un repunte del 2,16%.

En el conjunto de España la fotografía es muy parecida, con pérdida de afiliación en la comparativa con diciembre (-0,97%), y una aumento de 607.856 afiliados en los últimos doce meses (+3,44%), que ha sido la mayor subida desde 2007 para un mes de enero, según asegura el ministerio.

Más información

El comportamiento del paro registrado sigue las mismas pautas. En Euskadi Lanbide tenía apuntados en enero 128.326 desempleados, lo que supone 779 más que en diciembre. El impacto negativo, como era previsible, ha sido en el sector servicios, donde se sumaron 1.542 demandantes; mientras, el resto de sectores (industria, construcción y agricultura) vieron reducirse la cifra de parados. En esta ocasión, coste del fin de la campaña navideña también ha sido más liviano que en enero de 2017, cuando la cola de Lanbide había crecido casi cuatro veces más, al sumar 2.904 demandantes.

En todo caso, en términos interanuales las cosas siguen mejorando a buen ritmo con un descenso de 10.751 parados (lo que supone una caída del 7,73%). La mejora no es tan espectacular como hace un año, cuando fue de 15.844 (-10,1%), algo que es lógico porque el ritmo de creación de empleo es mayor cuando mayor es la tasa de paro, es decir, cuanto más margen de mejora hay. El comportamiento en Euskadi ha sido incluso mejor que en el conjunto de España, donde el paro registrado bajó sólo un 7,54% pese a tener un mercado laboral con mucho más margen de mejora que el vasco. En el país hay 3.476.528 desempleados registrados.

Ante estos datos, la consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha resaltado que pese a aumentar el desempleo en el último mes, estamos ante «el mejor enero de al menos los últimos quince años», ya que el aumento de 779 demandantes de empleo es el menor desde 2003.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos