Los parados de más edad pueden llegar a cobrar un 40% menos de pensión, alerta UGT

Hay 30.757 ldesempleados mayores de 55 años en Euskadi. /BLANCA CASTILLO
Hay 30.757 ldesempleados mayores de 55 años en Euskadi. / BLANCA CASTILLO

Uno de cada cuatro desempleados de la Comunidad Autónoma Vasca se encuentra en la recta final de su vida laboral y su probabilidad de encontrar un trabajo estable en esas edades es «prácticamente nula»

ANDER GARRIDO

Si algo queda claro en la actual coyuntura económica y laboral es que a mayor edad, más afecta quedarse parado. En Euskadi son 30.757 los desempleados mayores de 55 años, según datos de UGT, lo que supone un 23,43% del paro total. Es decir, casi uno de cada cuatro desempleados de la Comunidad Autónoma Vasca se encuentra en la recta final de su vida laboral, con la incertidumbre que eso conlleva ante el último tramo antes de la jubilación, que también se vería gravemente afectada por esta situación.

Raúl Arza, secretario general de UGT Euskadi, ha mostrado esta mañana su «preocupación» en la presentación de un informe sobre la situación de estos trabajadores en el mercado laboral. «Entendemos que todavía tienen un recorrido importante y hemos querido poner el foco en esta situación», ha declarado. El informe refleja que la probabilidad de encontrar un empleo estable en esas edades es «prácticamente nula» y que «la de encadenar largos periodos de desempleo está casi asegurada», cronificando su estancia sin trabajo.

Y como consecuencia, una situación de desempleo de larga o muy larga duración, que puede producir sobre la cuantía de la pensión «efectos excesivamente perjudiciales, pudiendo llegar incluso a una disminución del 40%», tal y como ha explicado Arza. «Aparte de que se les obliga a jubilarse al cumplir los 61 años», añade.

RGI

Otro de los datos reflejados por el documento presentado es el aumento del 13,7% de beneficiarios de más de 55 años de la Renta de Garantía de Ingresos en cinco años –que actualmente sirve para ayudar a 8.610 personas frente a las 6.235 que la cobraban en 2012– y que dos de cada tres perceptores del subsidio por desempleo de larga duración están en el sprint para llegar a la jubilación.

El sindicato ha querido dejar clara cuál es su respuesta ante estas cifras: «Queremos que estos colectivos estén entre las prioridades de las instituciones y exigimos medidas concretas». Entre las propuestas planteadas se encuentra «una oferta de servicios públicos de orientación, formación, recualificación e inserción» o la «puesta en marcha, desde Lanbide, de políticas activas, basadas en itinerarios personalizados de asesoramiento» con el fin de conseguir aumentar la empleabilidad en este grupo.

Fotos

Vídeos