El grupo de trabajo sobre las condiciones laborales de los vigilantes comenzará esta semana

El ministro de Fomento, Ïñigo de la Serna, en su comparecencia en el Congreso
El ministro de Fomento, Ïñigo de la Serna, en su comparecencia en el Congreso

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anuncia que este comité, solicitado por los sindicatos a raíz del conflicto de El Prat, buscará una solución global para el sector

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado que esta semana se pondrá en marcha el grupo de trabajo solicitado por los sindicatos sobre el sector de los vigilantes de seguridad en instalaciones públicas como aeropuertos o estaciones de ferrocarril. El objetivo de este comité que contará con representantes de la administración central, sindicatos y empresas concesionarias, será mejorar la situación laboral de estos empleados "a nivel global".

"Nuestra intención es convocar esta misma semana la primera de las reuniones, que será constitutiva", ha afirmado De la Serna durante su intervención en la comisión de Fomento del Congreso. Así, el ministro ha defendido la gestión del Gobierno en el conflicto del aeropuerto de El Prat durante su comparecencia en la comisión del Congreso.

En concreto, ha considerado acertadas las dos principales medidas tomadas por el Ejecutivo "cuando todas las negociaciones habían fracasado". Por un lado, recurrir a la Guardia Civil para reforzar los puestos de control y "garantizar la seguridad" en la instalación y por otro aprobar un laudo de arbitraje obligatorio para poner fin al conflicto laboral.

Así, ha criticado la posición "inflexible" del comité de huelga de El Prat al rechazar la propuesta de la Generalitat, que actuaba como mediador, de una mejora salarial de 200 euros mensuales y que además incluía un refuerzo de la plantilla con un quinto vigilante por puesto de control. De la Serna ha asegurado que la opción elegida por los trabajadores (una mejora de la retribución de 250 euros en 15 pagas) estaba "muy lejos" de la propuesta plantead.

Por eso ha justificado el recurso del arbitarje obligatorio y la designación del presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, para esa labor. Un laudo que comunicará a las partes mañana. El ministro ha defendido que se reunían los requisitos recogidos en el decreto 17/1977 para recurrir a esta figura ante una situación de "huelga prolongada" que ponía en riesgo la "economía española" y ante un escenario "irreconciliable" entre los trabajadores y la empresa Eulen.

Asimismo, ha explicado que los efectivos de la Guardia Civil tenían por objetivo mantener la "seguridad" en las aglomeraciones de estructura crítica. Asimismo, ha destacado que estos agentes "en ningún momento han sustituido a los trabajadores de la empresaç", ya que los trabajos se desarrollan bajo la supervisión de la Guardia Civil.

Unas explicaciones que no han convencido a la oposición, que han reprochado a De la Serna que actuara "tarde y mal". Además, han pedido en reiteradas ocasiones la dimisión del presidente de AENA, José Manuel Vargas, por la gestión de esta crisis.

Fotos

Vídeos