El Gobierno vasco prevé que Euskadi cree 15.600 nuevos empleos en 2018

El Gobierno vasco prevé que Euskadi cree 15.600 nuevos empleos en 2018
Lusa

El Ejecutivo autónomo eleva al 2,5% su previsión de PIB para el próximo año

JULIO DÍAZ DE ALDA

Buenos tiempos para la economía vasca, que demuestra una notable fortaleza en esta salida de la crisis que, además, tiene visos de mantenerse el proximo año. Y es que el Departamento de Hacienda y Economía del gabinete de Iñigo Urkullu ha publicado este miércoles el Informe Trimestral de la Economía Vasca (correspondiente al tercer trimestre de 2017) en el que incrementa (una vez más) la previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para 2018; en este caso, hasta el 2,5% interanual. El nuevo escenario tiene un matiz añadido, y es que mientras los economistas, algunas instituciones o el propio Banco de España alertan del impacto del conflicto catalán en la economía estatal en los próximos trimestres, el País Vasco permanece inmune a ese eventual lastre, según este análisis.

Asímismo, la estimación de PIB para 2017 se mantiene con un crecimiento del 2,9%. En lo referente al empleo, el trabajo de los técnicos de Hacienda subraya que se seguirá creando empleo neto en Euskadi, en tasas del 2% en el presente año y del 1,7% en 2018; un impulso que se traducirá en 18.700 y 15.600 nuevos puestos de trabajo a tiempo completo, respectivamente.

La variación interanual del PIB se situó en el tercer trimestre de este año en el 3%. Esto implica -incide el documento- «la continuación de la senda de estabilidad, con dos años seguidos creciendo al 3,1% (2015 y 2016) y un incremento en 2017 de 2,9% para la media de los tres primeros trimestres». Esta estabilidad en el ritmo es similar a la que se aprecia en el conjunto de la economía española (3,1% en el tercer trimestre), y se beneficia de los buenos resultados conseguidos en las principales economías del entorno, con una Unión Europea que mejora su crecimiento hasta el 2,6%.

En lo referente a la demanda, la fortaleza sigue basándose en el mercado interior. Esto es, el consumo de las familias y las empresas y la inversión, tanto pública como privada. Por un lado, añade el informe, las exportaciones han acelerado de forma importante su crecimiento, con un interanual del 3,7%, muy por encima de los valores precedentes, e indican que la mejora en los principales mercados de destino está impulsando a los productos vascos. Por otro, continúa, el propio dinamismo de la economía vasca elevó la tasa de las importaciones hasta el 3,9%. La demanda interna ha crecido un 3,1%, cuatro décimas más que el trimestre anterior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos