Bonificaciones de hasta 400 euros al mes por hacer fijos a los jóvenes

El Gobierno quiere dar una ayuda adicional a las empresas que conviertan los contratos de formación en indefinidos

LUCÍA PALACIOSMadrid

Una ayuda directa de 430 euros al mes a los jóvenes desempleados sin formación y una bonificación de hasta 400 euros a las empresas que los contraten son dos de las medidas que el Gobierno quiere sacar adelante para luchar contra el elevado desempleo juvenil. Así lo explicó ayer la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en el Congreso de los Diputados, después de anunciarlo a mediados de junio desde Luxemburgo. Pero hasta ahora, aunque se ha hablado mucho de esos 430 euros de ayuda directa a los jóvenes menores de 30 años con un contrato de formación, poco se sabía del incentivo a las empresas.

Báñez fue un poco más allá y anunció que se tratará de una bonificación «potente» que durará tres años y de la que se podrán beneficiar aquellas empresas que, tras ese contrato de formación de 18 meses, incorporen a su plantilla de manera indefinida a los jóvenes que han recibido esta ayuda complementaria. La ministra no proporcionó más datos y resaltó que el objetivo de esta medida, que aseguró que se está negociando en el marco de la mesa de diálogo social y con las comunidades autónomas, es que los jóvenes desempleados consigan un trabajo «estable y de calidad».

Pese a que aún no hay nada cerrado, la propuesta que el Gobierno ha puesto encima de la mesa -y de la que este periódico ha tenido conocimiento- es una «bonificación mejorada» respecto a la actual en las cuotas empresariales a la Seguridad Social de 250 euros al mes durante tres años, por lo que asciende a 3.000 euros anuales. Se trata de una ayuda adicional que procede de la Garantía Juvenil y que, por tanto, se sumaría a la subvención ya existente, que a día de hoy es de 1.500 euros al año para los que contraten como indefinidos a jóvenes varones y 1.800 más si son mujeres.

Junto a las empresas, se podrán beneficiar de este incentivo los trabajadores autónomos que conviertan en indefinidos esos contratos de formación una vez que hayan finalizado, bien tras el primer año o tras la prórroga hasta los 18 meses. También será de aplicación para los miembros de las cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales, así como para las empresas de inserción que contraten trabajadores en situación de exclusión social.

Asimismo, y tras la controversia generada por ese complemento de 430 euros a los 'ninis', la ministra intentó defender que no es un complemento salarial sino una «ayuda directa a la formación» y, por tanto, «se sumarán al sueldo que corresponda por convenio». Así, al menos, estos jóvenes recibirán 1.138 euros al mes repartidos en 14 pagas, pues el salario mínimo se sitúa en 2017 en los 707 euros mensuales.

Cláusula salarial

Por otro lado, el secretario general de CC OO insistió ayer en que «o se resuelve el pacto salarial en julio o no habrá acuerdo». Unai Sordo admitió que «parte del atasco» que está sufriendo la negociación colectiva se debe a la cláusula de revisión salarial, ligadas a la inflación.

Los sindicatos, dijo, tienen «mucho interés» en recuperar este concepto pero los empresarios lo ven con «malos ojos». Sordo, no obstante, dejó claro que en caso de que el pacto no recogiera esa vinculación a la marcha del IPC, «las bandas salariales tienen que ser otras».

Temas

Parados

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos