La pobreza laboral se asienta en Euskadi por el empleo inestable, advierte el CES

Interior de una oficina de Lanbide.
Interior de una oficina de Lanbide. / BLANCA CASTILLO

Recuerda que un 20% de los perceptores de la RGI reciben la ayuda como complemento de sus rentas salariales

ANA BARANDIARAN

El Consejo Económico y Social (CES) de Euskadi ha expresado su preocupación por el fenómeno de la «pobreza laboral» vinculada a la elevada tasa de temporalidad y a la contratación a tiempo parcial. Esta precaria situación en el mercado laboral explica que casi un 20% de los perceptores el año pasado de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) recibieran la ayuda como complemento de sus escasas rentas salariales.

Este ha sido uno de los aspectos en los que el organismo ha puesto el foco durante la presentación de la 'Memoria socioeconómica 2016', que aborda desde la demografía hasta la calidad de vida pasando por la educación. Según los datos aportados por la presidenta de la comisión encargada de la elaboración del estudio, Inmaculada Gallastegui, entre los trabajadores vascos con empleo estable la «pobreza real» es solo del 1,2% mientras que el porcentaje se dispara al 16% entre los que tienen un contrato inestable. Encima esta tasa ha empeorado entre 2014 y 2016 después de una leve recuperación en los dos años anteriores.

A esta precariedad entre los que tienen trabajo se suma el problema del paro. En este sentido, y tras constatar la reducción del desempleo en 2016, el CES advierte del riesgo de «cronificación» del paro de larga duración, que, pese a descender en un punto, sigue afectando a más de la mitad de las personas desempleadas. Recuerda que ha caído la cobertura de las prestaciones por desempleo un punto hasta situarse en el 42,4% en diciembre de 2016.

El organismo también considera que en la educación no universitaria el gasto no repercute adecuadamente en el rendimiento y la excelencia, cuyo nivel califica de bajo. «Los resultados de la última evaluación PISA merecen una especial consideración y alerta, máxime cuando se confirma una tendencia no favorable que ya se anunciaba en ediciones anteriores de dicha evaluación», afirma. Asimismo, advierte de la escasa internacionalización del sistema universitario.

Fotos

Vídeos