¿Por qué las pensiones en Euskadi son un 70% más altas que en Ourense?

En el País Vasco, una de cada cuatro personas es pensionista./AFP
En el País Vasco, una de cada cuatro personas es pensionista. / AFP

El gasto mensual en prestaciones ha alcanzado un nuevo récord: 627 millones, un 62% más que hace una década

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Las pensiones siguen encadenando récords. Su número aumenta de forma inexorable por el paulatino envejecimiento de la población. La Seguridad Social ha pagado en octubre 546.195 en el País Vasco, un máximo histórico y un 1,3% más que hace un año. Su importe también crece pese a las sucesivas reformas aprobadas para limitar el gasto. La prestación media en Euskadi es de 1.147 euros mensuales, la más alta jamás conocida, tras subir un 1,9% desde el mismo periodo del pasado ejercicio. Esa cifra es la más elevada de todas las comunidades autónomas y supera en 223 el promedio nacional (924 euros). Las pensiones más jugosas de toda España son las de Álava y Bizkaia (1.168 y 1.158 euros, respectivamente), más de un 73% por encima de las de Ourense (673), la provincia que cierra el ranking. La explicación de este abismo reside, básicamente, en que los salarios en Euskadi han sido tradicionalmente los más cuantiosos de toda España, lo que se traduce en mayores cotizaciones sociales de los trabajadores y empresas. De esas cuotas depende, en buena medida, la cifra que se percibe en el momento de la jubilación.

La escalada imparable en el número de prestaciones y en su cuantía tiene su reflejo directo en la 'factura' de gasto de la Seguridad Social, que este mes ha ascendido a 627 millones, otro récord. Es casi un 20% más que hace cinco años, cuando el montante ascendía a 525 millones, y un 62% que en 2008, cuando se destinaban 386 millones. Esta escalada ha ido ensanchando el 'agujero' en las arcas de la Seguridad Social, puesto que las cuotas pagadas por los trabajadores y las empresas para hacer frente a este gasto hace tiempo que se revelaron insuficientes, sobre todo después de que la crisis afectase al empleo y asfixiase los sueldos. Así, el año pasado el déficit alcanzó los 2.770 millones de euros en el País Vasco tras experimentar un incremento del 22% en sólo un año.

Las pensiones más altas... y las más bajas

En el conjunto del país, la nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social ha alcanzado este mes los 8.831,6 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 2,97%. Según datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social, el conjunto del sistema público supera los 9,5 millones de pensiones contributivas (9.552.302), un 1,10% más respecto al año pasado. Más de la mitad, 5,8, concretamente, son por jubilación; 2,3 corresponden a viudedad, 948.920 a incapacidad permanente, 340.415 a orfandad y 41.049 a favor de familiares.

Pero la tarta de las pensiones no se reparte por igual por todos los puntos de la geografía española. Así, después de Álava, que lidera la lista de las más prestaciones más altas con 1.168 euros, se encuentran Bizkaia (1.158), Gipuzkoa (1.123), Madrid (1.092), Asturias (1.089) y Navarra (1.061). Por contra, en el furgón de cola están Ourense (673), que ocupa el farolillo rojo, Lugo (693), Cáceres (759), Zamora (767), Badajoz (775) y Cuenca (785). Estas prestaciones incluyen las pagas de viudedad, incapacidad permanente, orfandad, en favor de familiares y las de jubilación, que son la mayor parte -más de la mitad- y las que más dinero absorben.

Aunque la media de las pensiones es en Álava ligeramente mayor que en Bizkaia, en este capítulo concreto, el de las jubilaciones, son los preceptores vizcaínos los que más cobran, con una prestación media de 1.350 euros, seguidos muy de cerca por los alaveses, que perciben 15 euros menos. En cualquier caso, unos y otros superan con creces la media nacional de 1.068 euros, que ha registrado un incremento del 1,95% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior.

El gasto de las pensiones, disparado en una década

En menos de una década, el gasto mensual en pensiones se ha disparado en Euskadi. Pagar las pensiones este mes (627 millones) ha costado un 62% más que en 2008, cuando la factura ascendía a 'solo' 386 millones. Y en el conjunto del país, la nómina mensual de pensiones contributivas acaba de alcanzar los 8.831 millones, un 2,97% más que en el mismo periodo de 2016. Hace una década, la 'factura' para la Seguridad Social era de 'solo' 5.600.00 millones. El envejecimiento de la población sostiene estas cifras: en Euskadi uno de cada cuatro ciudadanos es pensionista, una proporción algo mayor que en el conjunto del Estado, que es de uno de cada cinco.

Mujeres mayores de 85 años: más pensiones, pero menos cuantiosas

Actualmente, de los 8,8 millones que el Estado gasta en pensiones -5,8 se destinan a prestaciones de jubilación y 2,3 a las de viudedad- 4,9 se los llevan las mujeres, y 4,6 los hombres, en un reparto bastante equitativo. Sin embargo, según va avanzando la edad del perceptor, se produce un desequilibrio: hay algo más de un millón de mujeres mayores de 85 años que cobran prestación, frente a 510.000 hombres. Eso sí, ellas cobran una media de 719 euros, mientras que la pensión de ellos es mucho mayor y asciende a 1.141.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos