Las mujeres y los jóvenes tiran de un mercado laboral vasco cada vez más precario

Las mujeres y los jóvenes son quienes, esencialmente, han tirado del empleo./Borja Agudo
Las mujeres y los jóvenes son quienes, esencialmente, han tirado del empleo. / Borja Agudo

Un informe de la UPV/EHU alerta del «preocupante aumento de la temporalidad», que subió del 23% al 26% el año pasado

Luis López
LUIS LÓPEZBILBAO

En plena recuperación económica y tras el batacazo de la crisis, Euskadi está viviendo un proceso de reconfiguración de su mercado laboral. El año pasado fue un buen ejercicio para el empleo porque la tasa de paro bajó al 10,6% (según la EPA del INE) y el número de ocupados subió en 13.800 personas. Pero tras las cifras gordas hay riesgos. Las mujeres y los jóvenes son quienes, esencialmente, han tirado del empleo. Y ese empleo es cada vez más precario porque la tasa de temporalidad ha tenido un «preocupante» incremento, al pasar del 23% al 26%.

El análisis es de la catedrática de Economía Sara de la Rica, que esta mañana ha presentado el Informe Laboral Euskadi 2017 de la UPV/EHU. Lo que hace es explotar los datos que la semana pasada ofreció la Encuesta de Población Activa (EPA) y que suele ser un yacimiento de información casi inagotable para conocer la realidad del mercado de trabajo.

Uno de los aspectos más destacables es que el grueso de la creación de ocupaciones lo acaparan las mujeres (11.100 de las 13.800), y ellas ya suponen el 47,3% de la población ocupada, frente al 46,79% de 2016. Una realidad que tiene mucho que ver con el hecho de que también aumente el peso del sector servicios (pasa a dar trabajo al 71,17% de los vascos, frente al 69,45% anterior), un ámbito muy feminizado.

El otro colectivo que activa el mundo del trabajo en Euskadi son los jóvenes, ya que pasan de suponer el 3,57% de la población activa, a ser el 4,59%.

Lo malo viene en la calidad del empleo. Porque en este mundo, dos más dos suelen ser cuatro. Y si ganan peso las mujeres, los jóvenes y el sector servicios, eso suelo ir de la mano de contrataciones de poca calidad. En este sentido, De la Rica se refirió al «preocupante aumento de la temporalidad entre los asalariados en Euskadi en 2017». En los últimos ejercicios el porcentaje de trabajadores con contrato temporal rondaba el 23% (en 2016 se mantenía en el 23,45%), lo que suponía un nivel bastante por debajo de la media estatal (superior al 26%). Sin embargo, el pasado ejercicio los contratos eventuales se dispararon y ya afectan al 26,11% de la población ocupada, con lo que Euskadi se equipara con el mercado laboral español.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos