Casi la mitad de los contratos que se firman en Euskadi tienen una duración inferior a un mes

Casi la mitad de los contratos que se firman en Euskadi tienen una duración inferior a un mes
BLANCA CASTILLO

Entre enero y octubre hubo 360.000 contrataciones de menos de 30 días, el 45% de un total de 802.700

LUIS LÓPEZ

A veces, que se firmen muchos contratos no significa que se cree mucho empleo, sino que hay mucha precariedad. Eso es lo que llevan años denunciando los sindicatos, y la cosa no cambia. En los diez primeros meses de este ejercicio, según los últimos datos del Servicio Público de Empleo (Sepe), se formalizaron en Euskadi un total de 802.757 contratos. Una pequeña parte, 61.989, tuvieron carácter indefinido. Los demás fueron temporales y, de ellos, 360.000 tenían una duración inferior a un mes. Eso supone que este grado de precariedad llegó al 45% del total de contratados (los mencionados 802.000).

En esta salida de la crisis tan titubeante el tejido empresarial no acaba de ver muy claro el futuro y, en muchos casos, las compañías evitan compromisos a largo plazo con sus trabajadores ante las incertidumbres que se vislumbran en el horizonte. Sin embargo, los sindicatos condenan la utilización excesiva de formas de contratación temporal para cubrir necesidades permanentes. La situación es especialmente sangrante en ciertos ámbitos de la Administración, donde la cifra de interinos llega, según los representantes de los trabajadores, a cotas que incluso superan el 40%.

En términos generales, los contratos con menos duración son los eventuales por circunstancias de la producción. En los diez primeros meses del año se firmaron un total de 348.162 en Euskadi y la inmensa mayoría, 249.595, tenía una duración inferior a un mes.

A continuación están los contratos de interinidad, según recogen las estadísticas del Sepe. De éstos se suscribieron 150.228, y casi la tercera parte, 40.307, tenía una duración inferior no a un mes, sino a una semana. Los que vencían en treinta días o menos eran 62.704.

Cinco empleos en la economía digital por cada dos perdidos en la real

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, admitió ayer que con la industria 4.0 «desaparecerán tareas repetitivas, que pasarán a ser realizadas por las máquinas», pero también surgen otras nuevas. En un ciclo organizado por la revista del grupo Vocento XL Semanal, afirmó que por cada dos empleos que se destruyan en la economía real, nacerán cinco en la economía digital, tal y como lo estima la Comisión Europea.

Y por último están los contratos de obra y servicio, también muy utilizados en Euskadi al sumar un total de 228.568; de éstos, 46.903 eran por treinta días o menos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría, casi 170.000, tenían duración indeterminada, con lo que parte de ellos podrían ser de días o incluso horas.

A tiempo parcial

Un escalón más abajo en el mundo de la precariedad están quienes, además de la temporalidad, sufren una jornada parcial -muy mayoritariamente, no deseada-. En el caso de los contratos eventuales, de los mencionados 348.162 más del 40% no eran a jornada completa (sumaban un total de 143.959).

En este punto adquiere especial relevancia la cuestión de género, porque las mujeres son quienes más están padeciendo los empleos de mala calidad. Así, mientras que entre los varones ‘únicamente’ el 29% de los eventuales tiene una jornada parcial, entre las mujeres supera el 55%. El motivo no es sólo, ni quizás fundamentalmente, el cuidado de los hijos, que mayoritariamente sigue siendo asunto de ellas, sino que las mujeres están más presentes en el sector servicios y en áreas de actividad muy precarizadas.

Temas

Lanbide

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos