Los jueces vascos de cláusulas hipotecarias han resuelto el 8,6% de las 5.400 demandas

Un funcionario ordena en los juzgados de Bilbao las demandas por las cláusulas./JORDI ALEMANY
Un funcionario ordena en los juzgados de Bilbao las demandas por las cláusulas. / JORDI ALEMANY

Las Audiencias tendrán que aclarar las diferencias surgidas en torno a quién paga el impuesto de Actos Jurídicos y las costas

Ana Barandiaran
ANA BARANDIARAN

El quinteto de jóvenes jueces designado para llevar adelante los casos de cláusulas hipotecarias en Euskadi trabaja a buen ritmo, pero la tarea resulta ingente. Según los últimos datos oficiales, el número de demandas acumuladas desde el pasado 1 de junio, cuando se puso en marcha el plan de urgencia, se acerca ya a las 5.400, por encima de las previsiones más extremas. Se trata de casi 60 al día. Los togados han celebrado un total de 584 vistas o audiencias previas (unas siete al día) y dictado 466 sentencias, con lo que han resuelto el 8,6% de los asuntos.

La entrada de demandas se disparó en septiembre, a la vuelta del verano, cuando se conocieron los primeros fallos, que en términos generales daban la razón a los consumidores. En relación a los gastos hipotecarios, que centran la mayor parte de las reclamaciones, los jueces están condenando a las entidades a devolver la mayoría de partidas, aunque los gastos de notaría los reparten al 50%. En cuanto a las cláusulas suelo, están declarando como no válidos los acuerdos extrajudiciales por los que el usuario aceptaba su eliminación, sin recibir compensación, a cambio de renunciar a cualquier acción judicial.

No obstante, existen discrepancias entre los jueces y por eso hay mucha expectación sobre lo que determinen las Audiencias Provinciales al resolver los recursos. Así, por ejemplo, uno de los asuntos que suscitan más controversia es el del impuesto de Actos Jurídicos Documentales (AJD). «De los tres jueces de Bilbao, dos lo devuelven y uno no. Los de Álava y Gipuzkoa también rechazan que lo deba abonar el banco», explica Nahikari Larrea, de Arriaga Asociados. Así mismo, se observan diferencias en torno a las costas, algo que interesa mucho a los despachos de abogados especializados en reclamaciones a la banca. La jueza de Vitoria, por ejemplo, no acepta que los casos se planteen como de cuantía indeterminada, algo que permite a la parte demandante cobrar hasta 2.000 euros aunque la cantidad reclamada sea muy inferior.

«Hace falta estabilidad en las plantillas. Sin medios suficientes, es imposible afrontar toda esta carga» Aner Uriarte. Juez decano de Bilbao

Aner Uriarte, el juez decano de Bilbao, advierte de que es previsible que la avalancha se acelere si las sentencias de las Audiencias dan la razón a los consumidores. Y eso que el actual volumen ya desborda sus propias previsiones, que eran muy alarmantes. «Yo había calculado unas 6.000 demandas en Bilbao al año, que ya es una carga de trabajo tremenda. Pero, visto el rimo actual, creo que llegaremos a las 9.000», señala. En lo que se refiere a Bizkaia, es la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial la que debe resolver los recursos.

Uriarte, junto a otros jueces decanos, lleva tiempo reclamando que se prolongue el plan de urgencia y se mantengan en sus plazas durante el tiempo necesario los jueces de refuerzo. «Creo que los tres de Bilbao están bien aquí y quieren quedarse. Espero que se les permita», afirma. Asegura, en este sentido, que el Gobierno vasco está cumpliendo su parte, ya que ha puesto a disposición del juzgado a siete funcionarios. «Hace falta estabilidad en las plantillas. Sin medios suficientes es imposible afrontar toda esta carga de trabajo», alerta.

Reclaman más personal

Justo ayer se celebró una reunión entre el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y representantes del Ministerio de Justicia y de las comunidades autónomas para evaluar la marcha del plan de urgencia hasta la fecha y determinar las posibles necesidades del mismo.

El Consejo transmitió tras el encuentro que a su juicio hacen falta 57 jueces a tiempo completo y otros 52 a tiempo parcial para 2018. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró que estudiará la petición de una prórroga para más allá del próximo diciembre y que dará una respuesta en breve.

En el conjunto de España el número de demandas presentadas por cláusulas bancarias abusivas asciende a 118.419. Los juzgados especializados han realizado un total de 5.000 vistas o audiencias previas y dictado 3.500 sentencias. Por tanto, se han resuelto un 3% de los casos, una tasa mucho más baja que la de Euskadi. Quedan miles de asuntos pendientes. De hecho, y solo para lo que resta de año, hay señaladas 6.000 vistas.

Fotos

Vídeos