Los jubilados vascos asumen el reto de seguir en la calle hasta blindar las pensiones

Jubilados concentrados hoy en Bilbao./Borja Agudo
Jubilados concentrados hoy en Bilbao. / Borja Agudo

El colectivo, que se ha vuelto a concentrar este lunes en Bilbao, sostiene que no son «de ninguna cuerda» o partido político y «no nos van a hacer cambiar» o desistir en esas reclamaciones «desde ningún partido»

EFE

Miles de jubilados y pensionistas se han vuelto a concentrar este lunes en las tres capitales vascas para reclamar que se blinde el sistema público de pensiones dentro del Pacto de Toledo y han advertido del «reto» de que no decaiga el apoyo en las calles para poder lograr esa reclamación.

En Bilbao se han congregado varios miles de personas ante el Ayuntamiento y el portavoz de la Plataforma de Jubilados y Pensionistas de Bizkaia, Josele Pereira, ha asegurado que no van a acudir al encuentro organizado esta tarde por el PNV en su sede para analizar el futuro de las pensiones, porque no han sido invitados.

De cualquier manera, los que se concentran cada lunes desde el 15 de enero no son «de ninguna cuerda» o partido político y «no nos van a hacer cambiar» o desistir en esas reclamaciones «desde ningún partido», ha afirmado.

Según ha avisado ante los congregados, el objetivo de conseguir blindar unas pensiones dignas solo lo van a conseguir «con la movilización».

Antes de que los jubilados sacaran sus demandas a la calle, «nadie, ni partidos ni sindicatos se acordaban de nosotros» y ahora «parece que alguien quiere ayudarnos como si fuésemos muy débiles».

Por ello, «hay que seguir saliendo a la calle; si lo hemos hecho con lluvia y granizo en los meses de invierno, por qué no seguir ahora con esta marea que pone un colorcito como su estuviéramos Benidorm. No podemos permitir que nos desmovilicen. Aquí todo el mundo todos los lunes, digan lo que digan», ha dicho a los asistentes.

«En dos años pasaremos hambre»

A su juicio, medidas como las pactadas entre PP y PNV en el marco de los Presupuestos Generales del Estado «son solo parches y por eso las rechazamos» porque «en dos años pasaremos hambre», y por ello ha defendido la necesidad de seguir con las protestas hasta lograr que todas pensiones sean dignas, que estén blindadas por ley y que las mínimas sean de 1.080 euros.

La plataforma de Bizkaia han animado a acudir a la manifestación convocada para el próximo 26 de mayo, que ya cuenta con la adhesión del colectivo feminista, del sindicato de estudiantes y de otros sindicatos y con la que esperan «colapsar Bilbao» y que sea una marcha aún mayor que la del 17 de marzo, que superó los 110.000 asistentes.

«El 26 de mayo será un día histórico» ya que 40 municipios españoles se han sumado a la iniciativa de los pensionistas vascos, que «somos un refrente y también vamos a colapsar el Estado», han augurado.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos