La industria vasca encadena cuatro años de aumento de su producción

El aumento de las exportaciones ha impulsado al sector industrial. / IGNACIO PÉREZ

Creció un 2,4% en el primer semestre del año, aunque aún está medio punto por debajo del repunte de la economía

Luis López
LUIS LÓPEZ

La industria vasca sigue creciendo, y eso es importante. Lo es porque depende de este sector que la recuperación de la economía sea sana, porque es el que crea empleo de más calidad, y porque su producción es la que ofrece un mayor valor añadido con el que competir en el mercado global. Pues bien, la actividad industrial está manteniendo el tipo y en el acumulado de la primera mitad del año ha crecido un 2,4% en relación con los primeros seis meses de 2016. De ese modo, encadena cuatro ejercicios seguidos de repuntes, desde que tocó suelo en lo peor de la crisis, en 2013.

Sin embargo, y pese a los datos positivos, la mejora que refleja el Índice de Producción Industrial (IPI) hecho público ayer por el Instituto Vasco de Estadística (Eustat) no es demasiado vigorosa. De hecho, está por debajo del repunte de la economía vasca en general, que este año está creciendo a un ritmo del 2,9%, según reveló la semana pasada el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu. Así que, como viene ocurriendo durante los últimos años, el sector que más está tirando del PIB vasco sigue siendo el de los servicios. Y la industria, aunque mantiene el pulso, no logra tomar el testigo como principal dinamizador de la economía en Euskadi.

Si se toman en cuenta datos algo más parciales, el panorama no mejora. La actividad industrial en el mes de junio únicamente subió un 1,1% en relación con el mismo mes de 2016, y si la comparación se hace con el mes anterior -mayo del presente ejercicio- hay una bajada del 0,8%. Eso sí, no es infrecuente en la serie histórica que se produzcan estos descensos entre mayo y junio.

Hay que tener en cuenta que el avance en el IPI tiene mucho que ver con el crecimiento de las economías que se relacionan con Euskadi y con el aumento de las ventas en el extranjero: sólo durante el primer trimestre del año (es el último dato disponible) las exportaciones vascas crecieron un 13,2% y supusieron el 32,2% del PIB.

Más bienes de consumo

Como siempre, la evolución de los distintos indicadores ha sido dispar. El aumento en el acumulado del primer semestre es deudor, esencialmente, del repunte en la producción de bienes de consumo (3,7%). El problema llega con los bienes de equipo -aquellos en los que se invierte cuando hay confianza en el futuro-, que han caído un 0,1%. Los bienes intermedios, por su parte, crecen un 4,9%, y la energía lo hace un mínimo 0,3%.

Las cosas también tienen distinto signo según en qué territorio nos fijemos. Resulta bastante sorprendente que Gipuzkoa se lleve la peor parte: la provincia donde la industria tiene más peso en el PIB, donde más se reduce el paro, donde se firman más contratos indefinidos, ha visto cómo su producción industrial bajaba un 0,2% en el primer semestre del año. Un desplome que han compensado Bizkaia y Álava, con subidas del 4,4% y 3,4%, respectivamente. Hay que tener en cuenta que existen ciertos elementos que pueden explicar parcialmente estas situaciones, como que en Bizkaia la ACB estuvo prácticamente parada en el primer semestre del año pasado mientras que ahora está produciendo a buen ritmo; y que en Álava la industria de la automoción está viviendo un momento dulce.

El empeoramiento de Gipuzkoa es compensado con subidas notables en Álava y Bizkaia

Con todo, el IPI, que refleja la evolución de la producción industrial en cantidad y calidad eliminando la influencia de los precios, está aún lejos de regresar a sus valores de 2008, justo cuando empezó la crisis. Entonces, el índice estaba en 131,1 en el primer semestre, frente al 107,2 registrado entre los pasados meses de enero y junio.

Para recuperar el vigor perdido y elevar el peso de la industria en el PIB hasta el 25% (ahora ronda el 24%), el Gobierno vasco prevé destinar 1.225 millones de euros en distintos planes hasta el año 2020 en unas iniciativas que se vuelcan con la tecnología, la digitalización y la internacionalización.

Fotos

Vídeos