El Gobierno vasco presenta el Presupuesto con el nivel de gasto más elevado de la historia

Erkoreka y Azpiazu, durante la rueda de prensa de hoy. /Blanca Castillo
Erkoreka y Azpiazu, durante la rueda de prensa de hoy. / Blanca Castillo

El gabinete de Urkullu «no contempla un escenario de prórroga presupuestaria» para 2018

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El Gobierno vasco «no contempla un escenario de prórroga presupuestaria», según ha indicado hoy el consejero de Hacienda del Ejecutivo de Vitoria, Pedro Azpiazu. Pese a que el gabinete de Iñigo Urkullu necesita respaldos parlamentarios adicionales para aprobar las cuentas de 2018 y al evidente distanciamiento que se ha producido con el PP -cuyo apoyo le sirvió para sacar adelante el Presupuesto de este año-, el consejero se ha mostrado completamente convencido de que el proyecto que ha aprobado hoy el Gobierno saldrá adelante. Azpiazu ha apelado a la «responsabilidad de todos los grupos políticos» para apoyar las cuentas de 2018 ya que, de lo contrario, ha advertido, «no se podrá ejecutar el incremento del salario de los funcionarios o la actualización de las percepciones de la RGI, que también se elevarían en un 1,5%».

El Presupuesto planteado por el Gobierno para el próximo año será el que incorpore la cifra de gasto más alta de la historia del Ejecutivo autonómico, fruto de una mejora sustancial en las previsiones de ingresos por impuestos. Así, la cifra total de gasto para el próximo año se eleva a 11.486,4 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,9% sobre la aprobada para este año y un incremento de 426,7 millones de euros. De ese aumento en la cifra de gasto, el Departamento de Salud se verá especialmente favorecido con un aumento de 128 millones en sus créditos, al tiempo que el aumento del salario de los funcionarios en un 1,5% -además del incremento también de las aportaciones a planes de pensiones- necesitará 110 millones más que este año. El aumento del salario de los funcionarios, sin embargo, está pendiente de lo que suceda con los Presupuestos del Estado, ya que en un escenario de prórroga no se puede ejecutar. Pese a ello, Azpiazu se ha mostrado convencido de que el Gobierno del PP, en ese escenario, aprobaría un Real Decreto para autorizar el incremento salarial de los funcionarios del Estado y con ello de los de las autonomías.

De cara al próximo año, el Gobierno vasco ha aplicado un criterio más realista que hasta ahora en la presupuestación de las obras de construcción del trazado del tren de alta velocidad -conocido como la Y vasca-, para situar las cifras en un rango que «se ajuste a las estimaciones de ejecución». Esa es la razón, aclaró Azpiazu, de que para 2018 se hayan contemplado tan sólo 161 millones de euros de inversión en este trazado ferroviario, frente a los 350 que figuran en las cuentas de 2017.

Mejor comportamiento de las exportaciones

Por otra parte, el Gobierno vasco ha revisado al alza las previsiones de crecimiento de la economía para el próximo año, que pasan contemplar un aumento del PIB del 2,4% para el próximo ejercicio. Esto es, una décima más que la última estimación realizada en junio. Un aumento que se sustenta, según la apuesta del Ejecutivo de Vitoria, en una mejora de la demanda privada y también en un mejor comportamiento de las exportaciones.

Además, Azpiazu considera que «de existir algún impacto, la inestabilidad de Cataluña apenas afectaría a la economía vasca. Sería un impacto mínimo«. El consejero ha argumentado que, pese a todo, «aún es pronto y no hay datos fiables, de tal forma que no merece la pena especular demasiado sobre esta cuestión». También ha añadido que la relación comercial directa entre Euskadi y Cataluña es «limitada» -apenas unos 1.000 millones de euros en ventas y 2.000 en 'importaciones'-, aunque sí ha admitido que una desaceleración del conjunto de la economía española, provocado por el conflicto catalán, «sí tendría más consecuencias».

Fotos

Vídeos