Un funcionario vasco cobra hasta 21.600 euros más que uno estatal

Funcionarios vascos entran en las instalaciones de Lakua./BLANCA CASTILLO
Funcionarios vascos entran en las instalaciones de Lakua. / BLANCA CASTILLO

El sindicato CSIF denuncia que Euskadi y Cataluña llegan a pagar 57 euros más al día a sus trabajadores que la Administración General

LUCÍA PALACIOS

No son sólo los policías y guardias civiles los que cobran menos que sus homólogos en el País Vasco o Cataluña pese a que desarrollan las mismas funciones. Estas importantes diferencias retributivas afectan también a los 230.000 empleados con los que cuenta la Administración General del Estado (AGE), que paga de media un 25% menos a sus trabajadores de lo que perciben aquellos que desempeñan el mismo puesto en administraciones autonómicas. Una diferencia que respecto a Euskadi es del 35%.

Así lo denunció ayer el CSIF, el sindicato más representativo en este sector, después de realizar un exhaustivo estudio en el que compara los salarios de los empleados públicos del Estado, en sus diferentes categorías, con los que perciben los trabajadores en diez comunidades autónomas.

El informe concluye que las diferencias retributivas oscilan entre los 1.000 euros de menos al año que cobra un personal laboral de la AGE en labores de mantenimiento y servicios y los 21.600 euros anuales menos que cobra un funcionario del nivel A1 (titulado superior) respecto al País Vasco, la comunidad que mejor paga a sus trabajadores.

«No tiene mucho sentido que un empleado que trabaje para el Estado gane menos que uno que lo haga en una comunidad autónoma por el mismo trabajo», sostuvo durante la presentación del informe Francisco Camarillo, secretario de Acción Sindical de CSIF, que anunció que esta central ha iniciado una campaña bajo el lema 'A igual trabajo, mismo salario', en la que van a trasladar tanto a los diferentes grupos parlamentarios como a los ministros de Hacienda y Función Pública y de Interior su exigencia de una equiparación salarial de los empleados de la AGE con los del resto de administraciones, tanto autonómicas como locales. Además, piden que en los próximos presupuestos haya una partida de 500 millones de euros destinada a tal fin.

El informe es «complejo», avisa el CSIF, puesto que para llevarlo a cabo se han utilizado múltiples parámetros para que «la fotografía final sea lo más precisa y real». Así, se compara la remuneración del personal del Estado con el de las diez comunidades autónomas que consideran más significativas en cuanto al número de empleados. Se trata de Madrid, Cataluña, País Vasco, Navarra, Andalucía, Extremadura, Valencia, Asturias, Aragón y Galicia.

A su vez, analiza todos los grupos que se dan, con sus diferentes titulaciones, llegando hasta el nivel máximo de responsabilidad al que pueden acceder, exceptuando los niveles 29 y 30 puesto que son altos cargos de libre designación. Para analizar el sueldo del personal de la AGE se han tenido en cuenta diferentes conceptos salariales, como el sueldo base, el complemento de destino y el complemento específico. No se incluyen otros conceptos como la antigüedad, productividad u otros extraordinarios, ya que no son demasiado «transparentes» y que en todo caso «harían que las diferencias fueran incluso mayores».

Para las autonomías se han cogido los mismos conceptos retributivos utilizados para la AGE y se ha añadido la carrera profesional, que «no está desarrollada en la Administración General, lo que influye de manera negativa en sus retribuciones», explica CSIF.

«Muchísimos ‘nivelitos’»

«En el 99% de los casos las retribuciones de las comunidades son superiores a las del Estado», explica Camarillo, quien precisa que sólo en Galicia hay dos categorías en las que son inferiores. «La diferencia estriba en que en el Estado hay muchísimos'nivelitos' –20 tramos diferentes por nivel, lo cual significa 110 posibilidades– y en las autonomías menos –cuatro tramos por nivel–», puntualizó el líder sindical, que defiende, por tanto, que hay que disminuir esos niveles.

La mayor diferencia salarial se da en el País Vasco, donde un funcionario de categoría A1 (licenciado) gana 62.403 euros al año, frente a los 40.800 de un empleado de la AGE. En definitiva: 21.602 euros más para los trabajadores vascos. Pero la diferencia es grande en todas las categorías: 8.399 euros para la A2 (diplomados), 11.391 euros para el C1 (administrativo) y 7.757 para el C2 (auxiliar de administrativo). En Cataluña las diferencias oscilan entre los 20.841 euros del nivel más alto a los 3.048 euros del más bajo. «La Administración central paga hasta 57 euros diarios menos respecto al País Vasco o Cataluña», concluye el estudio del CSIF.

En el lado contrario, las menores diferencias se dan en Galicia, donde ya se ha mencionado que en dos categorías cobran menos los empleados públicos de la Xunta que los del Estado (809 y 1.802 euros menos al año) y Valencia, donde se cobra entre 379 y 2.617 euros más que sus homólogos de la AGE.

«Los trabajadores de la Administración General han sido especialmente castigados», denunció Camarillo, quien defendió que «es una reivindicación justa e histórica que los sueldos se equiparen».

Diferencia salarial

País Vasco:
35%
Cataluña:
34%
Navarra:
28%
Andalucía:
14%
Asturias:
13%
Madrid:
12%
Valencia:
6%
Galicia*:
+5%
Aragón:
4%
Extremadura:
2%

*: Galicia es la única en la que los empleados del Estado tienen mejor salario que los autonómicos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos