Euskadi recauda hasta noviembre más que en todo 2016 y supera las mejores previsiones

Reunión del último Consejo Vasco de Finanzas, el pasado mes de octubre./B. Castillo
Reunión del último Consejo Vasco de Finanzas, el pasado mes de octubre. / B. Castillo

El despegue económico, unido a la regularización del Cupo, dispara los ingresos de las haciendas vascas un 13,3%

LUIS LÓPEZ

Es como si se hubiesen alineado los astros: a una recuperación económica bastante vigorosa que impulsa, muy especialmente, los ingresos por IRPF, se une el acuerdo entre los gobiernos español y vasco para regularizar el Cupo (en favor del IVA vasco), y se añaden unos ingresos a cuenta que han hecho engordar el Impuesto de Sociedades. Al final, la recaudación de las tres haciendas vascas ha alcanzado en los once primeros meses del año la muy notable cifra de 13.318 millones de euros, lo que supone un 13,3% más que en el mismo periodo del año pasado. Pero es que, además, entre enero y noviembre el fisco ya ha ingresado más que en todo 2016. En concreto, la recaudación se situó un 2,8% por encima de los 12.950,7 millones con los que cerró el pasado ejercicio.

Los datos

Álava
1.971 millones ha recaudado la hacienda alavesa entre enero y noviembre, lo que supone un 12% más que en el mismo periodo de 2016.
Bizkaia
7.204,6 millones ingresó el fisco del territorio, que experimentó el mayor crecimiento, con un repunte del 14,2%.
Gipuzkoa
4.142,7 millones recaudó la Hacienda guipuzcoana, el 12,3% más que en los primeros once meses del año pasado.

Que 2017 iba a ser un año histórico en el que se iba a batir el récord de recaudación ya se veía venir desde hacía meses. Nunca antes habían ingresado tanto las haciendas vascas. Pero es que a medida que avanza el ejercicio parece que la subida, en vez de moderarse a ritmos más razonables, gana en impulso. Por ejemplo en Bizkaia. Sus datos se conocieron ayer, tras haberse hecho públicos a lo largo de esta semana las cifras de Álava y Gipuzkoa. Pues bien, el territorio que más peso tiene en el PIB vasco ha recaudado entre enero y noviembre un 14,2% más que en el mismo periodo de 2016 y, de hecho, incluso supera el total que había presupuestado para todo este año (7.204,6 millones frente a los 6.990,9 previstos).

El despegue es evidente, pero desde la Diputación vizcaína también llaman la atención, como para evitar euforias desmedidas, sobre el hecho de que estamos en un año muy especial. Es cierto que la recuperación económica ha propulsado el IRPF, la parte fundamental de la recaudación, un 5,8% (igual que en Gipuzkoa, con un alza del 5,7%, y en Álava, con el 6,2%). Un indicador que revela salud porque el dinero parece estar llegando a los bolsillos de los ciudadanos. Pero también hay que tener en cuenta que se está produciendo una situación extraordinaria como es la regularización del Cupo, pactada este verano entre Vitoria y Madrid, que cierra diez años de discrepancias. El Gobierno vasco estimó que el impacto sería de 600 millones extra en el IVA de los tres territorios en el conjunto del año. Y eso se nota.

El ritmo de crecimiento es superior al previsto en octubre, cuando se fijó el 10,9% para todo el año

Además, desde la entidad foral vizcaína recuerdan que las haciendas vascas también se aprovechan de los ingresos a cuenta en Sociedades decretados por el Estado a partir de finales de 2016 para maquillar las cifras de déficit. Aunque las compañías que rinden cuentas a las diputaciones no pasan por este trago, sí lo hacen las grandes firmas que dependen de Madrid; y en estos casos, el Estado comparte el ingreso con las haciendas vascas cuando parte del negocio de esas grandes empresas se genera en Euskadi.

Para bajar el déficit

Pero pese a todo eso, el incremento recaudatorio entre enero y noviembre sigue siendo muy llamativo y hasta inesperado. Porque las anteriores especificidades -los ‘regalos’ en IVA y Sociedades de parte de Madrid- ya se conocían bien en octubre, hace sólo dos meses, cuando el Consejo Vasco de Finanzas realizó su pronóstico más optimista al estimar que este ejercicio las haciendas vascas ingresarían 14.367 millones de euros, un 10,9% más que en el anterior ejercicio. Pues bien, hasta ahora, como queda dicho, el ritmo del avance es del 13,3% y las haciendas están a poco más de mil millones de alcanzar ese objetivo que, salvo que se tuerzan mucho las cosas, a finales de este mes podría ser superado.

En este escenario, los ingresos superarían en casi mil millones de euros a lo presupuestado para este ejercicio. ¿Vía libre para incrementar el gasto público? No. Tras el Consejo Vasco de Finanzas del pasado octubre, en el que ya se preveía un ‘excedente’ de 869 millones, el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, aclaró que ese dinero no se podrá pasar al próximo ejercicio y será destinado a rebajar el déficit.

De cara a 2018 el Gobierno vasco sí prevé cierta recuperación en la inversión pública, tan castigada en la última década. El pronóstico es que el próximo ejercicio la recaudación siga aumentando un 4,5% -descontado el efecto extraordinario del IVA de este año-.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos