CEL presenta un ERE para despedir a 230 de sus 254 trabajadores

Imagen de la papelera de Aranguren. / Jordi Alemany

La medida del grupo papelero afectaría a la totalidad de la plantilla de las plantas de Zalla y Gueñes

EUROPA PRESS

La dirección del grupo papelero CEL ha solicitado el ERE de extinción para tres de las cuatro plantas que integran en la actualidad la empresa, lo que afectaría a 230 empleos directos de los 254 actuales del grupo, es decir, la totalidad de la plantilla de las plantas de Zalla y Gueñes (Ecofibras Aranguren, Celulosas Aranguren y CEL Technologies & Systems Issue), menos la de Dermo Products Development, situada en Artzeniega.

La solicitud del ERE de extinción fue comunicado a los trabajadores este pasado domingo por el administrador concursal que gestiona la empresa desde que el grupo entró en concurso de acreedores el pasado 21 de junio, según ha informado el comité de empresa. A los 230 empleos directos que se verían afectados por el ERE, habría que añadir los empleos indirectos que dependen de la actividad productiva del grupo papelero, lo que eleva a alrededor de 300 los puestos de trabajo en riesgo de desaparición en la zona de Encartaciones.

La plantilla del grupo ha exigido la retirada del ERE y la representación sindical de los trabajadores (10 delegados de ELA, uno de UGT, y uno de LAB) ha denunciado «el chantaje empresarial», al tiempo que ha pedido la «implicación» de las instituciones para «salvar el empleo». El comité de empresa ha denunciado que, «de llevarse a cabo, este ERE supondría el abandono de 300 familias pese a existir inversores interesados en mantenerse la actividad industrial de CEL».

«No es momento de presentar un ERE de extinción ni liquidación, ni de seguir chantajeando a la plantilla con bajadas salariales y despidos, sino de trabajar todas las partes implicadas en que se materialice un proyecto industrial serio y transparente para la totalidad de los trabajadores y trabajadoras y para una comarca que no se puede permitir el cierre de su última gran empresa industrial», ha advertido los representantes sindicales.

Plazo septiembre

Las fuentes sindicales consultadas han indicado que «este no puede ser el resultado de dos meses de labor de unos trabajadores que previsiblemente en septiembre se irán a la calle». La plantilla denuncia que la presentación del expediente, que se llevó a cabo por parte de Zurbost Gestión, dueños del 100% del accionariado, el pasado 28 de julio, ha sido «unilateral, sin el más mínimo respaldo ni sindical ni de los trabajadores, que no han aceptado desde un principio la propuesta que hizo la actual dirección de aprobar una rebaja salarial del 20% y que tampoco garantizaba los empleos», han añadido.

Los trabajadores han conocido la presentación del ERE de extinción por un correo electrónico remitido al comité este domingo por el administrador concursal, al que la plantilla exige que se manifieste en contra. Tras solicitar al administrador concursal que se posicione en contra de este ERE, han pedido a las instituciones que «no jueguen con el futuro de cientos de familias y de una comarca, y que soliciten la retirada del ERE de extinción y se impliquen en la consecución de un plan industrial de futuro».

Al encontrarse la jueza que debe admitirlo de vacaciones, los portavoces sindicales estiman que el expediente será tramitado «a partir de finales de agosto o primeros de septiembre y se abre un periodo de consultas de un mes». El comité de CEL acusa a la actual dirección de la empresa, que gestiona el grupo desde hace cinco años de haber sido «incapaz de mantener el funcionamiento de las plantas, que se encuentran sin suministro eléctrico como consecuencia del impago de facturas».

Los representantes sindicales de las distintas plantas recuerdan que desde que tuvieron «conocimiento de esta situación, hemos manifestado claramente que se trata de un grupo de empresas viable y que hay que apostar por su continuidad». Por ello, han exigido un plan industrial «serio y transparente, con garantías de futuro y mantenimiento de los puestos de trabajo».

La plantilla recuerda asimismo que desde la presentación del concurso se ha conocido «la existencia de inversores interesados por el futuro de CEL, que han manifestado su interés tanto a las instituciones implicadas (Gobierno Vasco y Diputación Foral de Bizkaia) como a la administración concursal, manteniendo contactos y reuniones».

Movilizaciones

Las plantillas de las cuatro plantas del grupo iniciarán este miércoles las movilizaciones que va a llevar a cabo durante agosto y septiembre en defensa de la viabilidad del grupo papelero y de sus 300 puestos de trabajo. La primera de las protestas consistirá en una encartelada a partir de las diez de la mañana que partirá de la sede de la planta de Ecofibras en Aranguren y que recorrerá la comarca de Encartaciones.

A continuación, los trabajadores han convocado una serie de concentraciones frente al Palacio Foral de la Diputación vizcaína los días 8, 16, y 25 de agosto, entre las diez y las once de la mañana.

Durante la Aste Nagusia bilbaína, el comité ha organizado dos protestas, una 'pancartada' el sábado 19 en la explanada del Arriaga y una encartelada para el viernes 25 dentro del recinto de txosnas.

El miércoles 30 de agosto los trabajadores volverán a conctrarse ante la sede de Ecofibras para iniciar una encartelada y un buzoneo de una hoja informativa con la situación del grupo por toda la zona de Enkarterri donde se ubican las plantas, situadas en Aranguren (Zalla), Gueñes y Artzeniega.

Según han informado fuentes sindicales, el expediente de extinción fue presentado por Zurbost Gestión, accionistas mayoritarios, el pasado 27 de julio. Al encontrarse la jueza que debe admitirlo a trámite de vacaciones, los portavoces sindicales estiman que el expediente será tramitado «a partir de finales de agosto o primeros de septiembre».

Una vez admitido, se abre un periodo de consultas de un mes. La plantilla ha exigido al administrador concursal que se manifieste «en contra de este ERE de extinción» y al Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia que «aprovechen la existencia de inversores interesados en hacerse con la empresa para mantener su viabilidad y todos los puestos de trabajo».

Fotos

Vídeos