La empresa HA Ilarduya celebra su centenario inmersa en una «época de grandes cambios»

Urkullu, Rementeria y Tapia, durante la visita que han cursado a las instalaciones./Luis Ángel Gómez
Urkullu, Rementeria y Tapia, durante la visita que han cursado a las instalaciones. / Luis Ángel Gómez

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el diputado general Unai Rementeria, han visitado la compañía dedicada al sector de la fundición y con una facturación anual de 45 millones

ELCORREO.COM

La empresa HA Ilarduya, con sede en la localidad vizcaína de Amorebieta, ha celebrado este viernes su centenario, con un acto que ha contado con la asistencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, entre otros. HA Ilarduya, proveedor global de productos y soluciones para la industria de la fundición, pertenece al Grupo Hüttenes-Albertus, una multinacional presente en 32 países con más de 2.000 empleados.

La compañía, ubicada en Amorebieta (Bizkaia), tiene una facturación que alcanza los 45 millones y trabaja, produce y comercializa productos y servicios en los mercados de fundición de hierro, acero y fundición no férrica en España y Portugal. La empresa, según han subrayado sus responsables, está inmersa en una época de «grandes cambios», en la que, además de buscar «la mayor eficiencia de los productos, se buscan productos más sostenibles con el medioambiente y con menores emisiones». La compañía apuesta por crecer en cuota de mercado de manera «estable y siempre en base a mejoras técnicas y competitivas».

En el evento, celebrado este viernes, además del lehendakari, Iñigo Urkullu, han tomado la palabra los presidentes de Hüttenes Albertus (HA), Christoph Koch, y Carsten Kuhlgatz, además del gerente de la empresa, David Zorita, quienes han recordado a Ibon Urrengoetxea, 'Urren', trabajador de la empresa que murió el pasado 23 de diciembre tras ser asaltado por dos menores en Bilbao.

En su intervención, Koch ha destacado el carácter familiar de la empresa y cómo en 2011 cuando atravesaban momentos difíciles, se realizó un apuesta por parte de HA Alemania para invertir capital de cara a estabilizar y reestructurar el negocio de la fundición y los productos metarlúrgicos. «HA Ilardya ha resurgido incluso más fuerte y disfruta de un negocio con buena salud», ha añadido el directivo de HA, que ha subrayado el compromiso de la empresa con sus clientes, proveedores y con Bizkaia.

Por su parte, Carsten Kuhlgatz ha señalado que HB Ilarduya «mira hacia adelante, hacia el futuro, no hacia el pasado» y, tras destacar que Euskadi es un país «con una sólida, centenaria tradición industrial», ha subrayado que la empresa está «estrechamente ligada a esa tradición». «100 años de apoyo y servicio a la industria de la fundición», ha agregado.

En su intervención, ha destacado también la importancia de la fundición para todos los sectores de la industria y ha recordado que en 2016 había 46.300 fundiciones en el mundo que empleaban a cuatro millones de personas y fundían 104,4 millones de toneladas al año. Ha recordado que la empresa se fundó en 1918 por la familia Ilarduya, dedciada al suministro de materiales para el sector de la fundición y fue en 1969 cuando HA se convirtió en socio de Ilarduya,. al adquir el 24% de las acciones.

Por su parte, el gerente de HA Ilarduya, David Zorita, ha señalado que alcanzar los 100 años de vida es algo que está «al alcance de muy pocos» y, además de por «el mérito» de todas las generaciones que han pasado por la empresa, se debe a un modelo de negocio con propuesta de valor basado en la «calidad, la innovación y la mejora continua».

Asimismo, ha destacado el hecho de contar con una base de clientes y proveedores con los que «crear alianzas» y, sobre todo, es clave el «factor humano» con un equipo humano «diverso y cohesionado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos