Gestamp nombra consejero delegado a su director financiero

Francisco López Peña, nuevo consejero delegado de Gestamp./
Francisco López Peña, nuevo consejero delegado de Gestamp.

Francisco López Peña sustituye a Francisco J. Riberas, que mantendrá en las funciones de presidente ejecutivo de la compañía vasca de automoción

EFEBilbao

Gestamp ha nombrado consejero delegado a Francisco López Peña, hasta ahora director financiero, aunque Francisco J. Riberas se mantendrá en las funciones de presidente ejecutivo de la compañía, ha anunciado este miércoles la firma vasca de automoción. Con esta decisión, el grupo busca reforzar su estructura organizativa para acompañar el crecimiento de los próximos años.

Además, Gestamp, que comenzó a cotizar en el mercado continuo español en abril, hace suyas las prácticas de buen gobierno en el entorno de las empresas cotizadas, que tienen habitualmente un consejero delegado.

Francisco López Peña ha ocupado desde el año 2008 las funciones de director financiero del grupo. Es miembro de su Consejo de Administración y de su Comité de Dirección. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica y MBA en el IESE (Barcelona), López Peña se unió a Gestamp en 1998 como director de Desarrollo Corporativo.

Previamente había ocupado varias posiciones de responsabilidad en los sectores de la industria minera y textil. En la actualidad es también consejero de CIE Automotive como representante de Acek.

Como consejero delegado asumirá las operaciones industriales del grupo, así como el área financiera, control interno y otras funciones corporativas.

Por su parte, Francisco J. Riberas mantendrá sus funciones como presidente ejecutivo de Gestamp. Desde esta posición se centrará en la estrategia y el desarrollo corporativo, incluyendo la interlocución comercial con los clientes. También hará más hincapié en cuestiones como el gobierno corporativo o la representación institucional de la compañía.

Gestamp es una multinacional vasca especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de componentes metálicos de alta ingeniería para los principales fabricantes de automóviles. La compañía está presente en 21 países, cuenta con 102 plantas industriales y más de 36.000 empleados en todo el mundo. Su facturación ascendió a los 7.549 millones de euros en 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos