El consejero delegado de Siemens Gamesa asegura que los proveedores vascos «podrán crecer mucho»

Markus Tacke, consejero delegado de Siemens Gamesa./E.C.
Markus Tacke, consejero delegado de Siemens Gamesa. / E.C.

La compañía presentará la próxima semana su nuevo plan estratégico con el que quiere recuperar la rentabilidad

MANU ALVAREZ

El consejero delegado de Siemens Gamesa, Markus Tacke, aseguró este jueves que los proveedores vascos tendrán ahora la oportunidad de «crecer mucho» tras el nacimiento de la nueva compañía, fruto de la toma de control de la multinacional alemana sobre la empresa eólica vasca. El máximo ejecutivo de la compañía se ha mostrado convencido de que Siemens Gamesa afronta ya una nueva fase de crecimiento, después del bache sufrido el pasado año y los importantes cambios que ha sufrido este mercado. La firma, que está a punto de culminar un proceso de ajuste para reducir 6.000 de sus 24.000 empleos en todo el mundo, presentará la próxima semana su plan estratégico de los próximos años.

El responsable de la división de generación terrestre, Ricardo Chocarro, ha asegurado que a lo largo de 2017 se mantuvo el nivel de compras a proveedores vascos -en el ejercicio anterior alcanzó la cifra de 310 millones de euros- y descartó que vaya a producirse un recorte. Coincidió con Tacke en pronosticar que «tendrán ahora una gran oportunidad por la estrategia global de la empresa», aunque advirtió que «van a tener que ser competitivos y considerar también cuestiones relacionadas con su propio tamaño».

Tacke ha mostrado su convencimiento de que el ajuste que ha encarado la empresa y las nuevas señales de recuperación en el mercado eólico mundial permitirán devolver a Siemens Gamesa a la senda de la rentabilidad. En el periodo de octubre a diciembre perdió 35 millones de euros y Tacke justificó el importante ajuste laboral - «algo que no nos ha gustado hacer», ha dicho-, por la imperiosa necesidad de rebajar los costes e incrementar la competitividad. El mercado eólico internacional registró el pasado año un importante descenso en el precio de venta de los aerogeneradores, fruto de una mayor competencia.

El consejero delegado ha destacado que la empresa tiene en estos momentos una cartera de pedidos muy importante, valorada en 21.300 millones de euros -lo que supone prácticamente la facturación total de dos años completos-, pero tiene que realizar esfuerzos para adaptarse a la bajada de precios de venta y también para culminar con éxito la integración de las dos organizaciones. «Hicimos la fusión en el mejor momento», ha asegurado Tacke, para concluir que tanto Siemens Wind Power como Gamesa «estaríamos ahora en una peor posición».

En relación al cierre de la planta de producción de palas de Miranda de Ebro, los directivos han asegurado que «ha sido inevitable» debido a la imposibilidad física de modificar la factoría para albergar la producción de las palas modernas que tienen un mayor longitud que las que se producían en esas instalaciones. Ricardo Chocarro ha indicado que los 133 trabajadores de esa factoría han recibido la propuesta para incorporarse a otras fábricas del grupo.

Temas

Siemens

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos