Alemania insta a Mercedes a revisar unas 25.000 furgonetas que hace en Vitoria por su sistema de emisiones

Un trabajador coloca la estrella en uno de los modelos de Mercedes./E. C.
Un trabajador coloca la estrella en uno de los modelos de Mercedes. / E. C.

La Oficina Federal de Vehículos pone el foco en la Vito diésel de tracción delantera, que lleva un motor que Renault fabrica en Valladolid

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

La Oficina Federal de Vehículos a Motor de Alemania ha notificado a la multinacional Daimler que ha de revisar las furgonetas del modelo Vito con tracción delantera que se fabrican en la planta de Mercedes de Vitoriapor contar, presuntamente, con un sistema para la manipulación de las emisiones de gases contaminantes. Se trata de una cifra que podría rondar las 25.000 unidades, que llevan un motor diésel de 1,6 litros con sello 'Euro 6' que se monta en la factoría alavesa pero que se produce en Renault en Valladolid.

De acuerdo con la interpretación de la normativa que hace la agencia federal, la programación específica de dos funciones del control del motor del vehículo -relacionadas con el apagado del filtro de emisiones- no cumple con las regulaciones aplicables. Sin embargo, Daimler rechaza estos argumentos, presentará una reclamación contra esta orden administrativa e incluso está dispuesta a acudir a los tribunales de justicia para que se aclare esta interpretación de la norma.

Estas dos funciones de control del motor, según la legislación en la que se basa la Oficina Federal de Vehículos en Alemania, sólo se permiten «de forma excepcional». Pero la versión de la compañía es otra bien distinta ya que forman parte «(las funciones) de un complejo sistema de control de emisiones que está destinado a una depuración de los gases de escape y limpieza de filtros durante diversas condiciones de conducción y a lo largo de la vida útil del vehículo». Esta programación específica del control del motor «en ningún caso se emplea en los test de homologación».

El Ministerio de Transporte e Infraestructuras germano detalló ayer, según recogen medios de Alemania, que por su país circulan 1.372 Mercedes Vito con esa motorización, de 60 u 80 caballos y que no se emplea, por ejemplo, en el modelo Clase V, la 'joya de la corona' de la planta vitoriana y un tipo de vehículo que ha conquistado el mercado.

En registros históricos

Sin embargo, la producción principal en la planta alavesa sigue siendo la de la furgoneta Vito, por encima de las 105.000 unidades el pasado año y con una previsión para 2018 de 111.500, en un ejercicio que volverá a ser histórico en la fábrica ya que alcanzará sus mayores registros de vehículos, casi 163.000 -el doble, por ejemplo, que los lanzados en 2014-. Con tracción delantera, Mercedes-Vitoria monta un 25% de sus modelos Vito, alrededor de 25.000, que serían las susceptibles de revisión a tenor de la agencia federal de motor de Alemania.

Daimler aseguró también que seguirá cooperando con las autoridades alemanas para «modificar las dudas sobre la programación» en cuestión y llevará a cabo una actualización de software de los motores afectados que se hará de forma gratuita y previo aviso a los clientes.

La multinacional ya anunció hace unos meses una actualización voluntaria de los programas informáticos de más de tres millones de vehículos, entre ellos la furgoneta Vito, y al contrario de lo ocurrido con otros fabricantes alemanes no ha sido acusado por la Oficina Federal de instalar un 'software' ilegal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos