La patronal vasca estima que 2018 terminará con una tasa de paro del 8% en Euskadi

El presidente de Confebask, Roberto Larrañaga, durante su intervención en el Foro Nueva Economía el pasado noviembre./L.A. Gómez
El presidente de Confebask, Roberto Larrañaga, durante su intervención en el Foro Nueva Economía el pasado noviembre. / L.A. Gómez

Los empresarios se muestran más optimistas que el Gobierno sobre la evolución económica

MANU ALVAREZ

La patronal vasca se muestra muy optimista respecto a la evolución de la economía en 2018. Aunque son conscientes de que permanecen en el escenario algunas de las principales incertidumbres, los empresarios creen que el dinamismo del consumo interno y la apreciable recuperación del entorno europeo van a permitir que el próximo año se mantenga una tasa muy aceptable de crecimiento. Incluso, Confebask, la organización que actúa como representante de los empresarios vascos, es más optimista que el Gobierno vasco en su proyección de datos.

Confebask estima que la economía vasca crecerá el 2,9% el próximo año, lo que supone dos décimas más que la última previsión del Gobierno vasco, revisada hace apenas una semana. «Es una estimación realizada en base a lo que nos dicen las empresas», ha asegurado hoy el presidente de esta organización, Roberto Larrañaga. Ese crecimiento se va a traducir en un aumento de 18.000 afiliados a la Seguridad Social, para terminar el ejercicio con una tasa de paro en el entorno del 8%, un punto por debajo que la que los empresarios estiman también para el último trimestre de 2017. Ese 8% supondría la tasa de paro más baja de 2009 pero también situarse a las puertas de recuperar las cifras del mercado laboral que registraba el País Vasco antes del comienzo de la crisis. «Si se mantiene esta tendencia y no hay razones para pensar que pueda quebrarse -ha apuntado Eduardo Arechaga- cabe pensar que en 2019 se podrá recuperar la tasa de empleo que existía antes del estallido de la crisis».

El presidente de la organización empresarial recordó, sin embargo, que aún queda mucho camino por recorrer para recuperar el número de empresas que han cerrado durante la crisis. De acuerdo a los datos de la Seguridad Social, aún quedan 5.890 empresas por recuperar en comparación con las que existían en 2008.

Larrañaga insistió en la idea de que «no habrá una recomendación generalizada de aumentos salariales» por parte de la organización empresarial, ya que «debe ser cada empresa, en función de su situación, la que decida lo que puede hacer». Según los datos de Confebask, el aumento salarial medio en el País Vasco en 2017 ha sido del 1,44%, de acuerdo a los convenios que estaban vigentes, al tiempo que el incremento de los que se han firmado a lo largo del año se eleva hasta el 1,61%

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos