Empieza la función

Tontxu Campos, Marta Goikolea, Carmen Manrique, Guillermo Arregui, Iñaki Aspiazu e Iván Moreno, acompañados de los emprendedores que tomarán parte en el curso de B-Venture.
Tontxu Campos, Marta Goikolea, Carmen Manrique, Guillermo Arregui, Iñaki Aspiazu e Iván Moreno, acompañados de los emprendedores que tomarán parte en el curso de B-Venture. / Ignacio Pérez

Los promotores de las 'startups' seleccionadas en la segunda edición de B-Venture inician la fase formativa previa al evento

IRATXE BERNAL BILBAO.

«Queremos que salgáis de aquí sabiendo cómo responder a las preguntas que os hará el 80 ó el 90% de los inversores que acudan al evento, pero también los que podáis conocer a 'posteriori'». Con estas palabras daba el viernes Tontxu Campos, director de Deusto Entrepreneurship Centre, la bienvenida a la universidad bilbaína a los emprendedores responsables de las 24 'startups' seleccionadas para participar los próximos 17 y 18 de octubre en la segunda edición de B-Venture. Sus compañías han sido escogidas entre el más de un centenar que han visto en esta iniciativa promovida por EL CORREO una ocasión única para presentar sus proyectos a inversores tanto de España como de Europa y EE UU, que podrían brindarles la financiación que necesitan ya sea para empezar a producir como para ampliar mercados o desarrollar nuevas líneas de negocio.

El congreso cuenta con el patrocinio del Gobierno vasco, la Diputación foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, así como con la colaboración de Elkargi, BStartup de Banco Sabadell, Laboral Kutxa, CaixaBank y la propia Universidad de Deusto, en cuyo centro de emprendimiento comenzaban los promotores a prepararse para dos días tan emocionantes como determinantes.

Las claves

La selección
Las 24 'startups' han sido elegidas ente más de un centenar de candidatas a participar en B-Venture
Curso de formación
Entre otros conocimientos, los promotores aprenderán en Deusto a preparar su 'pitch'

Porque prácticamente eso es lo único que tienen en común las 'startups' participantes en B-Venture: la ilusión desbordante de sus creadores y la necesidad de causar una muy buena impresión a quienes pueden dar el último empujón a sus proyectos. Por lo demás, se trata de 24 iniciativas de lo más variopinto. Desde las que fabrican dispositivos que nos darán la tranquilidad de tener controlados a los pequeños de la casa en espacios como centros comerciales o parques de atracciones, hasta las que detectan -y subsanan- los puntos negros en la formación de los empleados de una compañía, pasando por otras que nos ayudarán a evitar que nos roben la cartera o el móvil o las que desarrollan novedosos sistemas de aprovechamiento de la energía producida por las olas del mar.

Enhorabuena

«Tenemos que daros la bienvenida, pero también la enhorabuena, porque este año la selección ha sido muy complicada», les dijo Carmen Manrique, directora de Negocio de EL CORREO, haciendo hincapié en esa variedad y complejidad de las propuestas. «Para nosotros, que como medio de comunicación intentamos canalizar todas la inquietudes de nuestro entorno, era fundamental crear en Bilbao, una de las mayores plazas financieras del país, un espacio de referencia para inversores y emprendedores. Hemos logrado crear un evento público-privado con personas y entidades interesadas en promover la innovación, pero para lograrlo hace falta contar con proyectos realmente interesantes. Este año había más de un centenar entre los que escoger y decidirse ha sido muy difícil», insistió antes de subrayar que la posibilidad de obtener fondos no es «ni mucho menos» la única ventaja que les va a ofrecer su participación en este evento.

Un curso exprés con materias muy del día a día

Realizar una buena presentación de sus respectivos proyectos sobre el escenario del Euskalduna no será ni mucho menos lo único que los emprendedores aprendan de su paso por el Deusto Entrepreneurship Centre. «Hemos elaborado un programa que compagina la preparación de ese 'pitch' con otros contenidos muy del día de día del funcionamiento de las 'startups' y que, por tanto, les serán de una gran utilidad en el futuro», explicó su director, Tontxu Campos.

«Recibirán nociones legales, financieras o de marketing de aplicación casi inmediata para algunas de ellas. Aprenderán a manejarse y tomar decisiones acertadas en situaciones cotidianas en las empresas que están empezando como, por ejemplo, la conveniencia o no de hacer socio de la compañía a un colaborador al que, de momento, no se puede pagar. O cómo leer adecuadamente y, por tanto, sacar conclusiones valiosas de la ingente cantidad información que les llegará sobre sus clientes y la percepción que éstos tengan de sus productos o servicios», señaló.

«El año pasado, en la primera edición, vimos lo importante que resultó también para los promotores conocer a otros emprendedores con otras experiencias. El caudal de información que se intercambian era impresionante. Si a eso le sumáis el paso por una entidad de tanto prestigio como esta que nos acoge, vuestro paso por B-Venture os brinda una oportunidad que estamos seguros de que aprovecharéis», remató.

Presentaciones efectivas

Tontxu Campos recogió el guante explicando que «el apoyo a la innovación y el emprendimiento han sido ejes tradicionales de esta institución». «Sólo disponemos de cuatro fines de semana y es imposible saber qué es exactamente lo que le interesa a cada inversor, porque cada uno tiene una visión y unos intereses o necesidades concretos, pero una buena presentación es siempre necesaria y, entre otras cosas, aquí os mostraremos cómo hacer que la vuestra sea efectiva», prometió.

Y como en un mundo tan competitivo como el de los negocios rige aquello de 'lo bueno, si breve, dos veces bueno' la presentación será en formato 'pitch'. Es decir, muy escueta. Cada uno de los emprendedores contará con apenas unos minutos para seducir a un público que este año estará compuesto por cerca de 800 personas. «Tendréis que desplegar vuestra capacidad de comunicación y casi de teatralidad, si me permitís la expresión. Pero también tiene que ofrecer contenido», les advirtió.

Para calmar un poco los más que compresibles nervios, Antonio Barrena, director de Eventos y Patrocinios de EL CORREO, les recordó que por importante que sea, y mucho, que les imponga el 'pitch' sobre el escenario del Euskalduna, en B-Venture hay mucha vida después de esa presentación. «Cada uno de vosotros va a contar con un 'stand' al que a lo largo de día y medio podéis y debéis atraer a los inversores, pero también a posibles clientes o proveedores. También dispondréis de una aplicación que a través del móvil y una página web os permitirá solicitar entrevistas individuales con representantes de cualquiera de las empresas o instituciones en las que estéis especialmente interesados en pormenorizar vuestra idea. Incluso el broche final del congreso en el Guggenheim está pensado para propiciar los encuentros. Será una cena 'de pie', nada de estar sentaditos», subrayó.

«Como veis, todo está listo para que empiece la función», hizo un guiño Carmen Manrique a los protagonistas.

Cinco ponentes de «los que se ensucian las manos»

Para impartir el curso de formación previo al congreso, el Centro de Emprendimiento de la Universidad de Deusto ha seleccionado a cinco ponentes que, según su director, Tontxu Campos, son «de los que se ensucian las manos». «Son personas que emprenden, invierten y analizan muchos proyectos como los vuestros», explicó a los emprendedores justo antes de dejarles ya en manos de Guillermo Arregui, consejero delegado y fundador de Emprendiza VC, responsable en el curso de los contenidos relacionados con el marketing.

Junto a él conforman el equipo docente Carlos Polo, emprendedor en serie y mentor de varios proyectos; Marta Goikolea, experta en herramientas digitales y posicionamiento 'online' de la consultora ITkSM; Iñaki Aspiazu y Xabier Álvarez, consejeros delegados y fundadores respectivamente de Hub Advisory y Lawesome, que impartirán a los promotores las clases ligadas a los aspectos financieros y legales.

Fotos

Vídeos