La luz dispara su precio, que alcanza el máximo del año

Vista del pantano alavés de Ullibarri Gamboa, que sufre un apreciable descenso de su nivel habitual./JESÚS ANDRADE
Vista del pantano alavés de Ullibarri Gamboa, que sufre un apreciable descenso de su nivel habitual. / JESÚS ANDRADE

La tarifa regulada marcó ayer el récord de 0,18 eur/kwh durante cuatro horas por un repunte «atípico» del coste, ante la necesidad de usar centrales térmicas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Ni hace un frío extremo que impulse el uso de las calefacciones ni las condiciones meteorológicas han cambiado repentinamente como para que el precio regulado de la electricidad -el PVPC- repunte a sus cotas máximas del año en pleno mes de octubre. Pero ayer sucedió. El coste de esa tarifa que utilizan 11,5 millones de hogares se situó en los 0,182 euros por kilovatio/hora (kwh) entre las siete de la tarde y las once de la noche. Un tramo que coincide con un consumo intensivo en las viviendas, aunque al tratarse de un periodo tan corto, su impacto en la factura tendría que ser mínimo.

Nunca antes en lo que va de año el precio horario de la electricidad ligado al PVPC había sido tan alto. Ni siquiera en enero, cuando superó los 0,18 euros kw/h en algunos tramos del día 23 de aquel mes, en plena ola gélida invernal. De nuevo, hay que atribuir al complejo mecanismo por el que se fijan diariamente los precios del PVPC la justificación del repunte.

En esta modalidad de contrato, el precio se fija hora a hora dependiendo de las condiciones de oferta y demanda. En ellas se incluye el coste de la electricidad que se negocia diariamente -ayer fue de 61,75 euros por megavatio/hora-, los peajes de acceso -lo que se paga por la potencia-, el pago por capacidad -los importes con los que se retribuye a determinadas centrales para que estén en funcionamiento por si el sistema precisa su aportación-, el servicio de interrumpibilidad -lo que se paga a las grandes industrias para que dejen de producir si el sistema lo precisa para abastecer el consumo- y los servicios de ajuste. Es esta última variable la que ayer subió de forma «atípica», según admiten fuentes del mercado, hasta registrar un precio de hasta 250 euros por Mwh frente a unos máximos que no suelen superar los 30 euros/Mwh.

La clave

250
euros por Mwh. fue el coste que alcanzaron ayer los servicios de ajuste de la electricidad. Lo normal es que no superen los 30 euros.
Falta de renovables
Las centrales térmicas aportaron ayer más del 43% de la energía total y las nucleares, otro 23%

Algunos expertos del sector energético indican que se trata de un efecto en los cálculos que se utilizan para determinar los precios. Pero más allá de cuestiones matemáticas y de procedimiento, ni Red Eléctrica ni el Ministerio de Energía aclararon ayer a qué se debió esta subida inesperada. Las miradas se dirigen ahora a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con atribuciones para investigar este tipo de situaciones.

Sequía y falta de viento

Lo que ocurrió ayer se puede explicar, a grandes rasgos, por la escasa producción de electricidad que están aportando desde hace varios meses las centrales renovables -hidráulicas, eólicas, solares, etc.- por la sequía y la falta de viento. Como el operador, Red Eléctrica, tiene que cubrir toda la demanda de luz -ayer superó los 33.000 mw-, precisó tirar de las térmicas -las que usan carbón o ciclos combinados- en unas pocas horas de la tarde. Una tormenta perfecta combinada de elevada demanda en muy poco tiempo junto a las ofertas de energía de las térmicas provocó este efecto estadístico opaco que derivó en el repunte del precio final del PVPC.

Tanto las centrales de carbón como las de ciclo combinado suelen ser las últimas en aportar energía diariamente, al tratarse de las tecnologías cuyo coste es más elevado. Pero con apenas un 23% de la luz procedente de renovables -las que tienen un coste de producción más barato-, se hace necesaria la participación de todas las térmicas en determinadas horas del día. Ayer, la aportación de estas centrales superó el 43% del total, a lo que se une otro 23% de las nucleares.

Fotos

Vídeos