ELA ve amenazados «cientos de empleos» por la «falta de política industrial» del Gobierno vasco

Vista del astillero de La Naval. / P. Urresti

El sindicato critica la «pasividad» del Ejecutivo y le acusa de dejar en manos extranjeras empresas emblemáticas de Euskadi

Ivia Ugalde
IVIA UGALDE

El sindicato ELA ha mostrado este lunes su «preocupación» por la delicada situación que atraviesan una decena de empresas vascas, la mayoría de las cuales se encuentran abocadas al cierre por falta de liquidez. En una comparecencia celebrada esta mañana en Bilbao, han culpado al Gobierno vasco por carecer de una «política industrial». Así lo ha asegurado Peio Igeregi, responsable de negociación colectiva, junto a Unai Martínez, secretario general de la federación de la industria y la construcción, y Mari José Viso, responsable del metal en la Margen Izquierda.

Igeregi ha lamentado que la «pasividad» del Ejecutivo autónomo «pone en peligro el futuro de cientos de familias». En concreto, se ha referido a la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, a la que acusó de «cinismo» por decir el viernes que algunas compañías industriales de Euskadi cerrarán por la marcha de inversores, «cuando el propio Gobierno vasco huyó de CEL hace apenas dos meses». De la misma manera, ha lamentado que la única estrategia de las instituciones es «ponerse a las órdenes de multinacionales». «Venden nuestro país como si fuera un territorio low-cost y envían de viaje al diputado general de Bizkaia para ello. Han creado un paraíso fiscal», ha subrayado.

Los representantes de ELA han acusado al Gobierno vasco de dejar en manos de compañías extranjeras empresas como Gamesa, Euskaltel, ITP, Cementos Lemona y Naturgas. «Ahora la consejera se rasga las vestiduras cuando General Electric se va de Ortuella pero se saca fotos con los alemanes de Siemens, que se irán cuando más les convenga», ha afirmado Igeregi. Por su parte, Martínez ha considerado que Tapia es «hiperactiva en propaganda» pero no en efectividad. «Y no es una sorpresa lo que ha ocurrido con Fagor, como ha trasladado».

Además de reprobar la actitud de Tapia ante los cierres, Igeregi ha subrayado que «la consejera se ha negado a recibir a ELA, pero con la patronal no tiene ningún problema en reunirse». De igual modo, han puesto sobre la mesa la necesidada de tener en Euskadi «una entidad financiera pública potente» que ayude a las compañías vascas a contar con liquidez para sacar adelante su actividad ya que las empresas en apuros son «en su mayoría, viables». En ese contexto, ha considerado «muy grave la privatización de Kutxabank», así como su decisión de «desinvertir» en firmas locales.

Fotos

Vídeos