El Corte Inglés refinancia sus 3.650 millones de deuda

Gabriel Alonso (Banco Santander), Joaquín Arenas (Bank of America), Jesús Nuño de la Rosa (consejero delegado de El Corte Inglés), y Olaf Díaz-Pintado (Goldman Sachs), tras la firma del acuerdo./
Gabriel Alonso (Banco Santander), Joaquín Arenas (Bank of America), Jesús Nuño de la Rosa (consejero delegado de El Corte Inglés), y Olaf Díaz-Pintado (Goldman Sachs), tras la firma del acuerdo.

Con esta operación, el grupo reducirá costes, ampliará plazos y eliminará garantías, y no decarta emitir bonos este mismo año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El Corte Inglés ha alcanzado un acuerdo de refinanciación de su deuda por un importe que se eleva hasta los 3.650 millones de euros a través de una operación que va a llevar a cabo junto a tres entidades: Banco Santander, Bank of America Merrill Lynch y Goldman Sachs. De ta forma, el grupo se asegura unas condiciones de financiación más "estables", según apuntan fuentes de la compañía, gracias a un menor coste en intereses, una ampliación de los pagos y la eliminación de determinadas garantías que se le exigían hasta ahora.

El nuevo contrato está compuesto por un préstamo-puente de 1.200 millones de euros, concedido a un plazo de un años y con opción de extenderlo hasta un máximo de dos años. Por otra parte, incluye un préstamo de 1.450 millones de euros, a cinco años. Y en tercer lugar, se ha constituido una línea de crédito de casi 1.000 millones de euros, también a cinco años vista.

Con esta operación, El Corte Inglés reemplazará el crédito sindicado que obtuvo en noviembre de 2013, cuyo valor actual es de 2.153 millones, así como a reordenar el programa de pagarés, con un saldo de 1.315 millones.

El grupo de distribución mantiene la puerta abierta a dar el salto al parqué, una opción que su propio presidente, Dimas Gimeno, no descartó en el último Círculo de Economía de Sitges, en mayo del año pasado. Por ahora, El Corte Inglés trabaja en la idea de reemplazar el préstamo-puente que acaba de firmar -por 1.200 millones a un año, en principio- por "financiación a medio y largo plazo". Entre las "opciones objetivo de dicho análisis", indican desde la corporación, se encuentran "los mercados de capitales, principalmente la emisión de bonos".

No sería la primera vez que acude al mercado de deuda, porque ya lo hizo por primera vez a finales de 2013, cuando emitió bonos por valor de 600 millones de euros a través de la titulización de los derechos de cobro de sus tarjetas y préstamos al consumo otorgados por su financiera. Posteriormente, en enero de 2014, la firma, a través de Hipercor, captó 500 millones de euros con una emisión privada de bonos sénior a siete años que cotizan en Irlanda. Además, el pasado mes de diciembre emitió pagarés por 500 millones de euros, una operación que se unió a la que también realizó con estos mismos productos en 2013 por 300 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos