Condenan a una empresa de Bizkaia por vulnerar el derecho de maternidad

Condenan a una empresa de Bizkaia por vulnerar el derecho de maternidad

La resolución obliga a la empresa a indemnizar a la mujer por daños morales

EFE

El sindicato LAB ha valorado una sentencia que condena a una empresa por haber discriminado a una trabajadora tras haber sido madre y anima a las mujeres a denunciar otras situaciones de discriminación que se siguen produciendo en los centros de trabajo.

Las responsables de la secretaría feminista de esa organización, Zaloa Ibeas y Maite Barreña, han comparecido este miércoles en una rueda de prensa para analizar el contenido de la resolución, que no se ha facilitado, junto a la trabajadora afectada, Janire, que ha manifestado, visiblemente afectada, su agradecimiento al sindicato y al movimiento feminista de Zornotza por su apoyo para conseguir que sus derechos como trabajadora y como madre fueran respetados.

Según LAB, la sentencia ha condenado a la empresa de abrasivos Texajax después de considerar probado que el dueño de la compañía comunicó a la trabajadora que había sido madre su intención de despedirla, alegando pérdida de confianza, y que «el cuidado de una criatura» le iba a impedir cumplir con sus horarios.

Ese mismo empresario amenazó a la trabajadora y le adelantó que, si se incorporaba a su puesto tras el permiso de maternidad, «le iban a hacer la vida imposible y que iba a perder la salud, como así sucedió», ya que cuando la mujer acudió a trabajar se encontró aislada, en una habitación apartada del resto, sin poder acometer las funciones que antes tenía y después de tres días, tuvo que pedir la baja, ha expuesto LAB.

Indemnización por daños morales

El juicio por este caso se celebró el 10 de abril y la resolución condena a la empresa por haber discriminado a la trabajadora por razón de sexo y por haber vulnerado su derecho básico a la maternidad y le obliga a indemnizar a la mujer por daños morales, ha indicado Ibeas.

«Si nos quieren solas y aisladas, tenemos claro cuál es el camino», ha dicho la trabajadora afectada al tiempo que ha animado a «todas las mujeres que están en la misma situación a que denuncien y luchen», en lugar de «quedarse de brazos cruzados viendo cómo nos discriminan».

Sin embargo, ese éxito ha dejado «un sabor agridulce» en el sindicato porque «es imposible para la mujer incorporarse a la empresa donde se la estaba maltratando» y, así, ella ha perdido su empleo. Por ello, LAB ha anunciado que denunciará a esa empresa que cometió el acoso a la trabajadora ante la Inspección de Trabajo para que sancione a la empresa por esa discriminación.

Temas

Bizkaia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos