Los combustibles, en máximos de hace dos años y medio

Una gasolinera./Avelino Gómez
Una gasolinera. / Avelino Gómez

El puente arranca con el litro de diésel en 1,15 euros, un 8% más caro que en verano, y el de la gasolina a 1,25 euros, con un alza del 5%

JOSÉ M. CAMARERO

La escalada que han experimentado los precios de los combustibles en los últimos meses tiene un fiel reflejo en los carteles de las estaciones de servicio, cuyas referencias no veía el conductor desde mediados de 2015. Así recibirán los surtidores a los clientes estos días del puente más largo del año, con el litro del diésel en los 1,15 euros y el de la gasolina por encima de los 1,25 euros.

Estas referencias son las más elevadas desde julio de hace dos años, un momento en el que los precios estaban retrocediendo tras los recortes de producción de crudo planteados por el cartel de la OPEP como consecuencia de los máximos históricos alcanzados por estos productos en 2014, cuando el gasóil y la gasolina llegaron a situarse en los 1,34 y los 1,45 euros por litro, respectivamente. Desde entonces, la tendencia de los precios de los combustibles había sido a la baja hasta febrero de 2016, cuando descendieron hasta niveles mínimos de los 0,94 euros por litro en el caso del gasóil -en buena parte de España se vendía este combustible por debajo de los 90 céntimos-, y los 1,08 euros por litro en las gasolinas.

Pero a partir de ahí, hace casi dos años, comenzaron a subir, con algunos periodos a la baja como el registrado entre abril y junio de este ejercicio. En ese trimestre, los precios descendieron al ritmo que lo venía haciendo el petróleo en los mercados internacionales. Pero a partir de julio volvieron a iniciar un ascenso que no ha parado hasta hoy. De hecho, estos seis últimos meses el litro de diésel se ha incrementado un 8% y el de la gasolina un 5%.

Dependiendo de cuál sea la comunidad autónoma en la que se reposte alguno de estos días, el precio del carburante varía de forma considerable, independientemente de los precios establecidos por cada compañía distribuidora. Así, en País Vasco, Cantabria, La Rioja, Castilla y León y Navarra no se aplica el tramo autonómico del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, lo que relaja los precios considerablemente si se comparan con las comunidades más caras, como Asturias -con un gravamen de entre cuatro y 4,8 céntimos por litro repostado-, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia, Cataluña, Galicia, Castilla-La Mancha y Baleares. En estas siete regiones, el tipo es de 4,8 céntimos de euro. En Extremadura se aplica un porcentaje intermedio de 3,8 céntimos; en Aragón de 24 céntimos de euro; y en la Comunidad de Madrid, se encuentra vigente uno de los más bajos (1,7 céntimos), aunque no ha desaparecido al 100%.

La estrategia de la OPEP

Por ahora, no parece que la tendencia alcista de precios vaya a contenerse, porque el coste del barril de Brent sigue subiendo: ayer lo hizo un 1% hasta los 63 dólares, una referencia que no veía desde 2015. Para comprender la evolución de los combustibles hay que fijarse en las decisiones que van tomando los países de la OPEP en cada una de las reuniones mantenidas en 2017. La última fue la semana pasada, cuando los miembros del cartel decidieron seguir recortando su producción en 1,8 millones de barriles hasta finales de 2018.

63 dólares fue ayer el precio del barril de Brent, lo que supone una subida del 1% y es un nivel que no se veía desde 2015

La duda ahora reside en si el cambio de política de extracción de petróleo se aprobará a partir de marzo del próximo año, o aún esperarán al mes de junio. El objetivo de los productores se centra en luchar contra la competencia de otras industrias extractivas, como el ‘fracking’, que comenzó a hacerles sombra hace varios años con unos costes de producción mucho más baratos que los del crudo. Ahora, después de hundir a centenares de compañías con esa alternativa energética, sobre todo en Estados Unidos, se plantean volver a subir los precios para acaparar la mayor parte del mercado.

Temas

Opep

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos