La buena marcha de la recaudación confirma que las diputaciones batirán este año el récord

Unai Rementeria conversa con el titular de Hacienda, José María Iruarrizaga./MAIKA SALGUERO
Unai Rementeria conversa con el titular de Hacienda, José María Iruarrizaga. / MAIKA SALGUERO

Hasta finales de octubre, los ingresos de la Hacienda foral de Bizkaia crecieron el 11,8% y los de Gipuzkoa el 9%

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

Los últimos datos que han dado a conocer las diputaciones en torno a la recaudación de impuestos confirman el optimismo. Al cierre del mes de octubre, los ingresos tributarios de la Hacienda foral de Bizkaia han crecido nada menos que el 11,8%, al tiempo que los de Gipuzkoa mantienen un ritmo algo más modesto pero también sorprendente. En este caso, el incremento en los diez primeros meses del año alcanza una tasa del 9%. Álava no ha dado a conocer aún sus cifras. Con todo ello, la previsión de que este año se va a batir el récord histórico de recaudación de impuestos en Euskadi está al alcance de la mano, a falta de tan solo dos meses para la finalización del ejercicio.

Euskadi, donde más subió el ‘precio del trabajo’ en la crisis

La patronal vasca Confebask divulgó ayer un estudio del INE según el cual Euskadi sería la comunidad autónoma donde más ha subido el ‘precio del trabajo’ durante la crisis y hasta 2015. El Índice de Precios del Trabajo (IPT) es un informe anual cuyo objetivo es medir el cambio en el precio de la mano de obra en el tiempo como consecuencia, exclusivamente, de las presiones del mercado laboral; es decir, sin que ese precio se vea afectado por cambios en la calidad y cantidad de trabajo realizado. Así, se descuentan factores como el número de horas trabajadas, el tipo de contrato, las características de los trabajadores, los deslizamientos por antigüedad y las promociones de los empleados. Pues bien, en Euskadi ese índice ha subido en el intervalo 2008-2015 un 6’7%, cuando la media del Estado ha registrado un descenso del-0’1%. Es la comunidad donde más ha repuntado.

Las cifras al cierre de octubre que han facilitado ambas diputaciones mantienen la misma tendencia que ya se evidenció en los primeros compases del año. Los ingresos de IRPF se han comportado de forma positiva, con un aumento del 5,6% tanto en Bizkaia como en Gipuzkoa de la mano de la recuperación del empleo y del efecto que genera la progresividad de este tributo -el aumento de la presión fiscal escala más que los ingresos de los contribuyentes-, lo que deja la puerta abierta a nuevos aumentos significativos en los próximos años. Algunos componentes de este impuesto, vinculados sobre todo con la base imponible del ahorro -rendimientos financieros y plusvalías-, aún se encuentran en niveles modestos, como consecuencia entre otras razones de los bajos tipos de interés, la moderación que todavía existe en el reparto de dividendos de las empresas y, también, el bajo nivel de las plusvalías.

Los pagos por IRPF crecen el 5,6% y los de Sociedades mejoran por encima del 30% Evolución

Sociedades, la diferencia

Si el IRPF se ha comportado bien, el Impuesto de Sociedades lo ha hecho de forma extraordinaria. Bizkaia informó ayer que al cierre de octubre este tributo ha aportado un 37,29% más que el pasado año, mientras que el aumento en Gipuzkoa ha sido del 28,6%. Este importante aumento de los ingresos que proceden de los beneficios de las empresas ha sido uno de los argumentos que ha servido a la patronal vasca para reclamar una rebaja del Impuesto de Sociedades, que es en estos momentos superior en Euskadi al que se aplica en el resto de España.

Mientras tanto, el IVA que depende del consumo interno en la comunidad autónoma ha tenido este año un comportamiento negativo -plano en el caso de Gipuzkoa y retroceso del 2,3% en Bizkaia-, que ha sido compensado por las transferencias extraordinarias de la Administración central. El Ministerio de Hacienda había retenido hasta el pasado mes de mayo cantidades importantes vinculadas al IVA, para compensar las discrepancias que los Gobiernos central y vasco mantenían en torno a la liquidación del Cupo. Firmado el acuerdo sobre el Cupo, el flujo de fondos se ha normalizado y el Gobierno central ha transferido las cantidades retenidas. Otras figuras impositivas son un buen termómetro para comprobar la buena evolución de la economía. Es el caso del Impuestos sobre Hidrocarburos -se paga por los litros de combustible y en él no interfiere la volatilidad del precio de gasolinas y gasóleos-, que ha aumentado en torno a un 7,5%.

Más que en 2007

Así las cosas, las haciendas forales vascas dan como seguro que este año se batirá el récord de ingresos que existía hasta ahora y que corresponde a los 13.772 millones de euros recaudados en 2007. Aquel fue el último ejercicio previo a la recesión económica y marcó el inicio del declive en las arcas públicas vascas, que obligó al Ejecutivo de Vitoria a recurrir al endeudamiento para compensar al menos una parte de la brecha que se abrió durante los años de crisis. Las últimas estimaciones realizadas por las diputaciones forales y el Gobierno vasco a mediados del pasado mes de octubre apuntaban la posibilidad de alcanzar a finales de diciembre la cifra de 14.367 millones de euros de ingresos, lo que supondría un aumento del 10,9% sobre lo obtenido en 2016. En cifras absolutas, representa un ingreso de casi 900 millones de euros más que el pasado año, lo que puede permitir al Ejecutivo vasco finalizar el ejercicio sin déficit.

Temas

Irpf

Fotos

Vídeos