Bruselas eleva el crecimiento de España al 2,9% pero alerta de un ajuste fiscal de 4.500 millones

Pierre Moscovici. /REUTERS
Pierre Moscovici. / REUTERS

Las previsiones que hoy hará publicas la Comisión disparan el déficit al 2,6% frente al 2,2% pactado, sin tener en cuenta todavía elalza de las pensiones

ADOLFO LORENTE

La economía española ha vuelto a mirarse en el espejo de Bruselas y éste mostrará hoy un país que sigue sorprendiendo por su fortaleza económica, pero que sigue atemorizando por su peor fantasma de la última década: el déficit. Según ha podido saber EL CORREO, la Comisión Europea incrementará del 2,6% al 2,9% el crecimiento previsto para este año. Nada menos que tres décimas respecto a lo dicho en febrero. Sin embargo, alerta de que el desajuste fiscal quedará lejos del 2,2% pactado. Bruselas cree que se disparará hasta el 2,6%, cuatro décimas que suponen un desfase de unos 4.500 millones. Una cifra que podría ser incluso mayor ya que no tiene en cuenta el impacto del reciente acuerdo de las pensiones porque la fecha de corte es anterior al pacto alcanzado entre el PP y el PNV.

En menos de tres meses, aumenta en tres décimas el PIB español tantoeste año como en 2019 Economía al alza

La deuda pública sigue disparada y rondandoel 100%, muy lejosdel 60% establecido El talón de Aquiles

Hoy, a las 11 de la mañana, el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, anunciará las nuevas previsiones macroeconómicas de primavera de la UE. Una fotografía que alertará de una cierta ralentización de la Eurozona de la que España parece no contagiarse, al ratificarse como la potencia que más crece. La locomotora del euro continúa hablando castellano. Bruselas cree que crecerá al 2,9%, dos décimas más de lo que el propio Gobierno español estima, y una décima más que la reciente actualización del FMI. Para 2019, la previsión es del 2,4%, tres décimas más que en febrero.

Hasta aquí las flores. En el capítulo de los problemas, el déficit vuelve a brillar para desazón de la Comisión. Mientras el Ejecutivo de Mariano Rajoy insiste en que cumplirá el 2,2% pactado, los economistas comunitarios elevan esta cifra hasta el 2,6%, en torno a 4.500 millones. Sin embargo, el desfase podría quedarse corto ya que no se tiene en cuenta la subida de las pensiones acordada con el PNV y que sólo en 2018 tendrá «un impacto de 1.522 millones» (décima y media más). Es verdad que el Ministerio de Hacienda quiere impulsar la llamada 'tasa Google' para compensar este gasto adicional, pero en el mejor de los escenarios sólo se recaudarían 600 millones de euros.

Paro y deuda

La Comisión aún no se ha pronunciado de forma oficial sobre lo que oficiosamente los 'hombres de negro' consideran «paso atrás» de Rajoy en las reformas del sistema de pensiones aprobadas en 2011 y 2013 a instancias de Bruselas, que no es partidaria de vincular las pensiones con el IPC y aboga por aplicar el factor de sostenibilidad cuanto antes. En teoría, España lo iba a introducir en 2019, pero el acuerdo presupuestario lo aplazará hasta 2023. Así que muy atentos a lo que diga hoy Moscovici. A sus palabras o a sus silencios, porque si no dice nada será incluso más sintómatico que si lo dice.

Uno de los mantras que circulan por Madrid sugiere que basta con bajar el déficit del 3% del PIB. Craso error. No hay que olvidar que Portugal, estando muy por debajo del 3%, estuvo a punto de ser sancionada hace un par de años por incumplir los objetivos pactados en materia estructural. No hay que olvidar, además, que España sigue siendo el único país de la Unión Europea sometido a un procedimiento por déficit excesivo porque ninguno tiene un desfase fiscal superior a ese 3%.

Más datos. Respecto al paro, también hay buenas noticias. En noviembre, la Comisión estimó que sería del 15,6% y el 14,3% en 2018 y 2019, respectivamente. Ahora, cree que será del 15,3% y el 13,8%. En relación a la deuda, otro de los talones de Aquiles de España, las nuevas previsiones dicen que será del 97,6% y del 95,9%, muy lejos del 60% que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Además, y lejos de disminuir, se ha revisado varias décimas al alza respecto a las estimaciones de noviembre. Este será el gran caballo de batalla cuando el déficit pase a mejor vida.

El brío de la Eurozona se modera

La economía de la Eurozona creció un 0,4% entre enero y marzo de este año con respecto al trimestre previo, lo que supone una ralentización frente a la fuerte expansión registrada al final de 2017 –fue del 0,7%–, según avanzó ayer la oficina estadística comunitaria, Eurostat. En el conjunto de la UE, el crecimiento fue también del 0,4%. Si la comparación es interanual, los crecimientos son del 2,5% en la zona de la moneda única y del 2,4% en la Unión. Tanto Euskadi como el conjunto de España han presentado unas cifras de crecimiento notablemente más briosas, escapando así de la moderaciónanticipada por el presidentedel Banco Central Europeo,Mario Draghi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos