El BCE no descarta aumentar su programa de compra de deuda

El presidente del BCE, Mario Draghi/Reuters
El presidente del BCE, Mario Draghi / Reuters

Afirma que en "otoño" discutirán el rumbo a seguir, aunque avisa de que el plan de estímulos se extenderá más allá de final de año "si fuera necesario"

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El Banco Central Europeo (BCE) no quiere sobresaltos este verano. Por eso en su reunión de Gobierno celebrada hoy ha decidido mantener todo igual. Esto es, el programa de compra de deuda sigue al ritmo actual de 60.000 millones de euros mensuales hasta final del año y los tipos congelados en el 0%. El organismo que preside Mario Draghi también ha advertido de que esa política expansiva se prolongará "hasta una fecha posterior" si fuera necesario. Es más, ha dejado claro que si las perspectivas económicas y especialmente de la inflación, fueran menos favorables contemplaría "ampliar el volumen" de este programa. Todo un aviso a navegantes, especialmente a las voces que desde Alemania claman por el fin de esta política no convencional.

"Las discusiones tendrán lugar en otoño". Esa es la fecha marcada por Draghi para analizar el rumbo a seguir. Hasta entonces la receta que seguirá el organismo es ser "pacientes y prudentes". Y es que el BCE no quiere arriesgarse a retirar estos estímulos demasiado pronto. La inflación en la zona euro en junio se situó en el 1,3%, todavía algo lejos del 2% que es el objetivo de la entidad. Por eso en la reunión de esta mañana el organismo supervisor ha insistido en que su estrategia no se modificrá "hasta que el Consejo de Gobierno observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo".

Asimismo, el BCE ha decidido también mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0%. Además, deja la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,25%. La facilidad de depósito (el dinero que los bancos guardan en el BCE) también se mantiene en el -0,40% en un intento de que las entidades financieras dediquen esos recursos a la concesión de créditos.

En este sentido, el Consejo de Gobierno espera que los tipos de interés se mantengan en los niveles actuales "durante un período prolongado" que superará "con creces" el horizonte de sus compras netas de activos. Esto significa que no habrá subidas de tipos al menos hasta el próximo año. Una noticia que no gustará a los bancos, que han mostrado su preocupación por la duración en el tiempo de este programa que perjudica su rentabilidad.

En cuanto a la evolución del PIB en la zona euro, el presidente del BCE, Mario Draghi, ha confirmado que observa un "fortalecimiento de crecimiento económico" en la zona euro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos