La financiación del BEI en España en 2017 se redujo un 6,3% hasta los 10.811 millones

El presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer./Efe
El presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer. / Efe

La entidad ha financiado 83 operaciones, frente a las 112 del ejercicio anterior, aunque sigue siendo el principal «financiador exterior» del país

David Valera
DAVID VALERAMadrid

España recibió 10.811 millones de euros en 2017 procedentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI) a través de 83 operaciones. Esto supone una reducción del 6,3% respecto a los 11.540 millones recibidos el año pasado e implica el segundo descenso consecutivo desde el máximo de 11.900 millones alcanzado en 2015. Asimismo, el número de proyectos financiados también ha disminuido respecto a los 112 proyectos del ejercicio anterior. En cualquier caso, a pesar de este retroceso España se mantiene como uno de los principales receptores de financiación de este organismo al representar un 14% de la actividad del BEI, un porcentaje superior al peso de España en el organismo.

“El BEI es el primer financiador exterior de la economía española”, ha señalado el vicepresidente de la entidad, Román Escolano, durante la presentación de la actividad del banco el pasado curso. Este responsable ha achacado el descenso registrado en la financiación a la desaparición de un proyecto pyme puesto en marcha durante la crisis que con la recuperación económica se eliminó, lo que ha provocado la reducción del fondo de inversión en España. Sin embargo, Escolano ha afirmado que la actividad del BEI se ha incrementado un 4%.

El desglose de la financiación refleja que la mayor parte de los recursos en España, hasta 6.200 millones, ha sido destinado para proyectos de las pymes. De hecho, es el país de la UE que más apoyo recibió en operaciones para pequeñas empresas. En concreto, se han beneficiado unas 61.000 pymes que dan empleo a 558.000 personas. El préstamo medio de 2017 por pyme fue de 96.360 euros.

Además, las ayudas para infraestructuras alcanzaron los 2.295 millones. Le sigue la innovación con 1.446 millones, lo que supone un gran incremento respecto a los 864 millones de 2016. Escolano ha resaltado la “importancia de la transformación” que coincide con la recuperación de la economía española.

Evolución del Plan Juncker

El programa más mediático del BEI, el Plan Juncker que originariamente pretendía movilizar 315.000 millones en inversión hasta 2018 y que ha sido ampliado hasta 2020 y pretende movilizar 500.000 millones en inversiones, sigue con una evolución “positiva”. Desde su puesta en marcha en 2014 ya se han aprobado 51.000 millones de los 60.000 millones. El volumen total de las operaciones movilizadas es de 256.000 millones de operaciones movilizadas, lo que supone un 82% del objetivo inicial de 315.000 millones. La mayor parte de estas inversiones se destina a las pymes (30%), seguidos de la innovación (22%) y Energía (20%).

En el caso de España, hay 70 proyectos financiados con este plan que supone 5.600 millones de financiación directa del BEI que ha permitido movilizar 32.000 millones. De esta forma, España es el segundo país en financiación firmada en 2017, sólo por detrás de Francia.

Escolano también ha enumerado las previsiones del papel que el BEI desarrollará en España en 2018. En este sentido, ha resaltado el esfuerzo en infraestructuras en España. En concreto el plan de inversión en carreteras en el que participará el BEI. También ha estimado que habrá una consolidación en la transformación de los recursos con más peso a la innovación y de energías renovables. Asimismo, nuevos instrumentos de financiación de apoyo a las pymes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos