Azpiazu defiende la transferencia de la Seguridad Social al País Vasco

En primer plano, el consejero de Hacienda vasco, Pedro Azpiazu. /Ignacio Pérez
En primer plano, el consejero de Hacienda vasco, Pedro Azpiazu. / Ignacio Pérez

El consejero de Hacienda insiste en las bondades de propiciar una subida de salarios

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El consejero de Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu, ha defendido la oportunidad de propiciar la transferencia del régimen económico de la Seguridad Social –la gestión del sistema de pensiones- al Gobierno vasco, pese a que las cifras actuales reflejan un déficit importante para Euskadi. El consejero se ha referido a esta reclamación pendiente del Ejecutivo vasco en una conferencia que ha pronunciado en Bilbao, organizada por el Forum Europa.

Ese déficit entre lo que los vascos aportan a la Seguridad Social cada año y lo que cobran los pensionistas que viven en la comunidad autónoma –casi 3.000 millones de euros, según algunas estimaciones- es una cuestión «coyuntural» en opinión del consejero, fruto de la coincidencia entre dos elementos: pensiones que están por encima de la media como consecuencia de salario y contribuciones al sistema que también son más elevados y una tasa de empleo que se sitúa ligeramente por encima del 11%. En su opinión, la Administración debe arbitrar mecanismos para compensar los déficits que se pueden generar de forma puntual en el sistema de pensiones y, aunque no concretó con qué mecanismos, aseguró que el Gobierno vasco lo haría. «Hagamos la transferencia –dijo en una apelación al Gobierno central- y ya nos ocuparemos de solventar el déficit», dijo el consejero.

Azpiazu dedicó buena parte de su intervención a defender el Concierto Económico, como consecuencia de las críticas y los ataques que recibe este modelo de financiación desde algunas fuerzas políticas y también desde algunos gobiernos autonómicos. El consejero defendió las bondades del modelo de financiación de la comunidad autónoma vasca, aseguró que el volumen de fondos destinado al gasto público en Euskadi entra dentro de la lógica de acuerdo a la riqueza que genera y negó que el Concierto «sea un privilegio».

También insistió en la necesidad de incrementar los salarios de forma generaliza en las empresas vascas, aunque matizó que «siempre que se pueda y de forma razonable». Así, valoró que la subida salarial puede ser el nuevo motor de crecimiento económico, después de que el Banco Central Europeo haya anunciado ya la progresiva retirada de los estímulos monetarios y en un contexto en el que aún existe una obligada contención del gasto público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos