Un armador holandés exige llevarse uno de sus barcos de La Naval para terminarlo fuera

La draga permanece amarrada en el muelle de La Naval, a la espera de una solución./MANU CECILIO
La draga permanece amarrada en el muelle de La Naval, a la espera de una solución. / MANU CECILIO

El astillero cántabro Astander mantiene negociaciones para acoger la draga, en la que aún quedan unos ocho meses de trabajo

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El armador holandés Van Oord ha exigido la entrega anticipada de uno de los buques que encargó al astillero vizcaíno La Naval de Sestao y que se encuentra en pleno proceso de construcción. El armador ha mostrado su malestar por los constantes retrasos que ha experimentado la construcción del barco, así como la desconfianza en que la actual situación de crisis que vive el astillero permita disponer de él en un tiempo razonable. De confirmarse la salida de esta nave, una draga de succión que fue botada el pasado 30 de marzo y que lleva el nombre de ‘Vox Amalia’, sería la segunda que abandona La Naval sin ser terminada. La primera, el buque cablero ‘Living Stone’, salió remolcada del astillero a principios de octubre y depositada en un muelle del puerto de Santurtzi donde el propietario, la compañía belga DEME-Tideway, pretende acabarla con sus propios medios.

Las negociaciones entre Van Oord y La Naval para propiciar un acuerdo que permita la entrega anticipada de ese barco están muy avanzadas, según informó ayer la dirección del astillero a los representantes sindicales. Al encuentro asistió también el administrador concursal, ya que La Naval se encuentra en un procedimiento concursal y bajo supervisión judicial. El acuerdo con el armador, indicaron ayer los directivos de La Naval, tendría dos partes. De un lado se accedería a la entrega del buque en su estado actual, para ser terminado en otro astillero, al tiempo que se alcanzaría un nuevo compromiso para concluir en las dependencias vizcaínas el otro buque encargado por la firma holandesa. Se trata de una draga de succión gemela, que llevará el nombre de ‘Vox Alexia’ y que no ha sido botada aún, dado que todavía se realizan los trabajo previos en la grada. Aunque no se han cerrado todos los detalles, el armador mantiene ya negociaciones avanzadas con el astillero cántabro Astander con el objetivo de que la finalización del buque se realice en sus instalaciones. Según las estimaciones que maneja La Naval, al barco le quedan unos ocho meses de trabajo para estar completamente terminado.

Tiene unacapacidad de 17.000 metros cúbicos de lodos y unas dimensiones de 158 metros de eslora y 36 de manga Draga de succión

El segundo en salir

Al igual que sucedió con el ‘Living Stone’ -el armador incluso trató de llevárselo por la fuerza con dos remolcadores belgas-, Van Oord necesita acelerar la finalización del buque porque tiene ya firmados contratos de trabajo para él e incurriría en importantes penalizaciones si los desatiende.

Dejar que el armador se lleve el barco y cerrar un acuerdo para concluir el otro es, en opinión de los directivos de La Naval -y así lo transmitieron ayer a los sindicatos-, la mejor de las opciones que está en estos momentos sobre la mesa. La operación permitiría obtener algo de dinero adicional para sostener el astillero mientras se clarifica su futuro en el procedimiento concursal, al tiempo que propiciaría carga de trabajo para casi año y medio en la finalización de la segunda draga.

La dirección de La Naval y el armador mantendrán en los próximos días una reunión con las entidades financieras implicadas en la financiación del buque, ya que este acuerdo exige también un compromiso económico. La situación de concurso en la que se encuentra el astillero dificulta la posibilidad de conseguir la financiación necesaria para terminar el ‘Vox Alexia’, pero la empresa espera encontrar la fórmula para propiciar ese objetivo.

Por otra parte, aún está pendiente la decisión definitiva de Baleària en torno al futuro del ferry que había encargado a La Naval y que no habían entrado aún en lo que se conoce como la fase de ‘corte de chapa’, aunque sí se habían realizado una parte importante de los trabajos de ingeniería.

Encierro en el Ayuntamiento de Santurtzi

Ante la situación que atraviesa el astillero, el comité de empresa llevará a cabo esta noche un encierro en el Ayuntamiento de Santurtzi. Según ha informado UGT en una nota, la protesta, que comenzará a las 20.30 horas, forma parte de las movilizaciones que llevan a cabo los trabajadores de La Naval, que se encuentra en concurso de acreedores, «por el futuro del astillero y del empleo en la Margen Izquierda».

Este es el tercer encierro que el comité de empresa lleva a cabo en ayuntamientos de la Margen Izquierda, tras los realizados en Sestao y Portugalete los días 17 y 24 de octubre, en los que permanecieron en dependencias municipales de nueve de la noche a seis de la mañana.

UGT ha destacado en su nota que el comité de empresa «sigue reclamando ante instituciones, grupos políticos y Gobierno vasco su implicación en la búsqueda de un inversor que de garantías de futuro para La Naval».

Fotos

Vídeos