La administración concursal confía en Miravicar para reflotar Vicrila

Exterior de la empresa Vicrila en el barrio de Lamiako en Leioa./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Exterior de la empresa Vicrila en el barrio de Lamiako en Leioa. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

La oferta de los inversores vascos es la que contemplaba una menor reducción de plantilla

Luis López
LUIS LÓPEZ

La administración concursal que lleva el proceso de liquidación de Vicrila considera que la oferta de Mivaricar S.L. es la más atinada para dar continuidad a la actividad industrial del fabricante de vidrio vizcaíno. Así se lo ha comunicado este jueves por la mañana a las partes interesadas. A partir de ahora, empieza un plazo de cinco días para negociar el detalle del impacto en el ámbito social con los representantes de los trabajadores antes de trasladar la propuesta al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao, que será el encargado de tomar la decisión definitiva y dictaminar la adjudicación.

Mivaricar es el vehículo inversor de dos familias vascas que desde hace meses estaban articulando una oferta para hacerse con Vicrila, que lleva más de un año en un concurso de acreedores bastante accidentado. Competía con el fondo Sherpa, y con Idurgo. La oferta de Mivaricar, que contempla la subrogación de 231 trabajadores (de una plantilla que en la actualidad ronda los 275) es la que menos impacto social implica, ya que las otras dos planteaban dejar la fuerza laboral entre 190 y 213 asalariados.

Todo apunta a que esta es la última oportunidad de mantener con vida al histórico fabricante de vidrio del barrio de Lamiako (Leioa), que en el último año ya ha visto como se frustraban otros dos intentos por reflotar la actividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos