47.500 vascos se ausentan a diario de sus trabajos, uno de cada tres sin justificación

47.500 vascos se ausentan a diario de sus trabajos, uno de cada tres sin justificación

Euskadi vuelve a liderar el ranking de absentismo laboral, que depara en la comunidad pérdidas de 3.760 millones al año, aunque es la segunda que más mejora

ERLANTZ GUDE

El absentismo deja de ser una anécdota cuando se disecciona y aflora su honda huella en el ámbito laboral. Tanto en volumen de trabajadores como en pérdidas económicas, las cifras revelan su impacto en la productividad. Se cuentan por decenas de miles los empleados que se asusentan sin motivo de su puesto. Cada día, más de 820.000 personas no acuden en España a su trabajo, 247.000 de ellas sin la correspondiente baja. La sangría se eleva a 50.200 millones de euros. Son datos del informe del centro Randstad Research, que ha analizado el tercer trimestre del pasado año.

Euskadi, por su parte, vuelve a liderar el ranking nacional, que registra una medida del 4,3%. Es la única que rebasa el 5%, lo que se cifra en unos 47.500 empleados diarios. La comunidad vasca cuenta a su vez con la segunda mayor tasa de bajas sin justificación, tras Castilla y León, con un 1,7% -unos 15.800 trabajadores-. El impacto económico ronda los 3.760 millones anuales, de los que unos 1.250 millones se deben a faltas injustificadas.

El director de Randstad Research, Valentín Bote, esgrime que su objetivo es mostrar una fotografía de la situación y ofrecer de paso fundamentos para un debate que aborde esta problemática. Con todo, y aunque no se centre en las causas, su experiencia le permite arrojar luz sobre la elevada tasa de absentismo en Euskadi. «La industria es un sector que por su exigencia física conlleva mayores riesgos», anota Bote, quien recuerda que en su momento la comunidad autónoma vasca cedió el primer puesto a Asturias. Otros sectores que deparan un importante volumen de bajas son el de servicios y el sanitario, con gran presencia en los tres territorios vascos, precisa. De hecho, en el ámbito de los servicios Euskadi sufre un porcentaje de absentismo (5,6%) superior a la media de todos los sectores.

La influencia de la riqueza

Asimismo, la mejora de la economía, la mayor riqueza de una comunidad y las mayores probabilidades de recolocarse en el mercado laboral también contribuirían a empeorar la estadística, incidiendo a su vez en las bajas sin justificar. En este sentido, La Rioja, una de las comunidades con peor PIB, presume de la menor tasa de absentismo.

No obstante, el informe incluye un matiz importante, y es que la ausencia de la actividad agrícola y ganadera -además del empleo en el hogar-, agrega ciertas sombras a la medición, ya que los guarismos de Castilla y León, la segunda comunidad junto a Asturias en absentismo (4,9%), quizá fuesen aún más parejos a los de Euskadi si se incluyese.

La buena noticia para la comunidad vasca es que registra el segundo mayor descenso del país en porcentaje de absentismo. El director de Randstad Research aduce factores como que la conciliación, los convenios, la reducción de riesgos o la concienciación del impacto negativo para el empleador son fundamentales, y que en Euskadi se cuidan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos