El Correo
La futbolista del Lakua aspira a vestir la tricolor en la fase final.
La futbolista del Lakua aspira a vestir la tricolor en la fase final. / Hugo Madariaga

«Queremos ascender a Liga Vasca, sería un reto muy bonito para nosotras»

  • Convocada con la selección de Euskadi sub’16 de fútbol

Año tras año el fútbol femenino está ganando adeptas. Cada vez son más las chicas que desde muy pequeñas, semana tras semana, se calzan las botas, la camiseta y salen a disfrutar y a competir. Una de esas chavalas es Leire Egia, jugadora el Club Deportivo Lakua de Vitoria y de la selección de Euskadi sub’16. Como muchos jóvenes futbolistas cuando comenzó solía fijarse en su ídolo, en su caso era su primo. Decidió seguir sus pasos y hasta la fecha su trayectoria es intachable.

La semana pasada, se disputó la segunda fase de la Copa de Naciones de selecciones autonómicas en Lezama en la que Euskadi estuvo presente, pero Leire se perdió la cita. «Estoy un poco decepcionada por no haber ido convocada para estos partidos», lamenta. Sin embargo, entiende que el nivel es muy alto y que no es fácil formar parte del equipo. No obstante, sí estuvo presente durante la primera fase que se disputó en Zubieta y en la que el combinado tricolor finalizó primero. «Empatamos a uno contra Extremadura y ganamos 2-0 a Canarias», recuerda. «Dominamos los dos encuentros y demostramos que somos una muy buena escuadra. Creo que merecimos ganar los dos choques», comenta.

Egia fue titular en ambos encuentros y asegura que la experiencia fue «brutal». «El ambiente que hay en la selección es muy bueno. Jugué con gente que conocía y lo hicimos muy bien», comenta. Aunque opina que «lo hice bien», añade que «soy muy crítica conmigo misma y creo que puedo hacerlo mejor, pero dentro de lo que cabe, terminé contenta».

A pesar de estar ausente en la segunda fase estaba muy segura de sus compañeras. «Tenemos buen equipo», afirmaba. Yno se equivocaba. El combinado vasco se impuso por 3-2 en el primer duelo a Navarra, mientras que en el segundo partido frente a Galicia el conjunto vasco fue un torbellino y se impuso por 4-0. Los vaticiones de Leire se cumplieron y la selección vasca peleará por el título, aunque conoce la dificultad. «Sabemos que hay mucho nivel y que será difícil ganar, pero creo que podemos lograrlo», confirma. Además, sueña con poder ser partícipe en las futuras rondas. «Sería increíble si me vuelven a llamar para jugar», reconoce. Quiere quitarse la espina de no haber sido participe en está segunda fase del torneo.

El fútbol en la sangre

Sus inicios en el fútbol se remontan a cuando era muy pequeña. Asegura que «me viene de familia. Mi aita era entrenador y mi primo ha sido siempre mi ídolo, y decidí seguir sus pasos». A pesar de su juventud, ya se ha hecho un hueco en el primer equipo del Club Deportivo Lakua. La temporada está siendo magnífica, ya que lideran su grupo en la Regional alavesa y el objetivo que se marca, tanto ella como sus compañeras, es claro. «Queremos ascender a Liga Vasca». Sueñan y no se ponen límites. «Hasta ahora hemos ganado todos los partidos menos dos que hemos empatado», apostilla. «Sería muy bonito ascender y poder seguir mejorando».

Su balance de lo que va de temporada es «positivo». Cuenta que «esta es mi primera campaña jugando solo con chicas y no podía imaginarme que fuese a ir así de bien». Leire es una futbolista polivalente. Ese tipo de jugadores que suelen encandilar a los técnicos por su buen hacer en diferentes posiciones. Se siente cómoda en el puesto de centrocampista y en banda, aunque confiesa que «donde más me gusta jugar es de lateral».

Lenta mejoría

La situación del fútbol femenino parece haber mejorado en los últimos años. Los equipos de Primera División están intentando impulsar la categoría abriendo las puertas de los estadios para que se ejerciten allí. Se ha jugado en San Mamés, el Calderón, La Romareda, el Ciutat de Levante y, próximamente, saltarán a El Colombino. Aún así, las diferencias siguen siendo abismales. Leire que vive en primera persona esta situación asegura que «las diferencias entre el fútbol masculino y el femenino siguen siendo muy amplias», no obstante opina que el trabajo que se está llevando a cabo es «muy bueno, pero aún queda mucho camino por recorrer».

Desde hace un tiempo, el Athletic comenzó a realizar sesiones de tecnificación con el Lakua, club convenido de los rojiblancos. Leire ha tenido la oportunidad de participar en algunas de las sesiones y asegura que «está muy bien. Tuve la oportunidad de ir a Lezama el año pasado a probar y el trabajo que se está haciendo es muy bueno». Añade, que «es una manera de que el Athletic se pueda fijar y captar jugadoras de Álava que de otra manera igual no vería», concluye.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate