El Correo

fotogalería

Cada vez se programan más festivales a lo largo de los diferentes municipios de la provincia / Hugo madariaga

El futuro de los frontones, al alza

  • La pelota vasca escolar alavesa mantiene cifras similares de participación respecto a otros cursos, aunque ha registrado un importante repunte en la presencia femenina

La pelota vasca escolar regresó a los frontones el 12 de noviembre. Después de consumir 29 jornadas, el campeonato concluirá el 8 de abril, con las finales de parejas. Una semana antes se jugarán las txapelas individuales. Cada ejercicio se superan en cuanto a números y en esta edición se programarán cerca de 1.400 partidos. «Son unos dígitos que se nos escapan casi del control, sobre todo en el apartado de choques y volumen de participantes. Ya desde hace unos años nos hemos visto obligados a reservar los sábados por la mañana para la competición de parejas y el domingo, para los duelos mano a mano», explica Aitor Xabier Ruiz de Luzuriaga, coordinador de base de la Federación Alavesa de Pelota Vasca.

La gran novedad procede de la Ikastola Olabide, donde han estrenado un proyecto denominado multipelota. «Quieren que se familiaricen con las tres modalidades y no se especialicen en una. El objetivo es crear cantera y ha recibido una gran respuesta», desvela. Respecto a pasadas ediciones el número de licencias se mantiene en baremos similares. Suman 700 licencias entre las 25 escuelas de mano, 16 de pala y dos de cesta, de las cuales 500 pertenecen a competidores. A su vez, de este medio millar el 10 % son chicas. «Se trata de una gran noticia. Desde el área femenina se ha apostado porque tomen parte, estén contentas y se sientan a gusto. Ese objetivo ya está trabajado y ahora queremos que puedan adaptarse a más modalidades. Principalmente juegan a pala -40-, aunque también hay en cesta y en mano. Ahí nos gustaría que se elevara el porcentaje de pelotaris. Afrontaremos un bonito reto», subraya.

La mano sigue siendo la especialidad reina, con 323 pelotaris, la pala reúne a 124, mientras que la cesta registra a 28 puntistas. 107 se ejercitan en categoría benjamín, 128 son alevines, mientras que los infantiles ascienden a 169 y los cadetes, a 71. Desde la federación valoran de forma muy positiva el importante repunte entre los más pequeños, «gracias» a la campaña de encuentros amistosos que se celebraron el año pasado. «Eran jornadas puntuales, que continuaremos programando los sábados por la mañana», asume. Allí, los prebenjamines acudían al Ogueta y se relacionaban mediante juegos con la pelota, además de disputar amistosos. «La idea es dotarles de una jornada especial para que conozcan de cerca el funcionamiento del Campeonato Escolar de Álava. Creemos que resulta clave disponer de gran cantidad de benjamines para contabilizar buenos números más tarde en infantiles. De esta categoría acceden al campo federados y siempre son interesantes altas cifras para darle continuidad. Si trabajamos unos años con un bloque, como está ocurriendo, habrá relevo en el área federada», expone Ruiz de Luzuriaga.

Vitoria sigue siendo mayoría con el 52 % de los participantes. A continuación figuran el valle de Aiala, con un 14 %, y Zuia, con el 12 %. Las mejores noticias proceden de Añana y Rioja Alavesa, donde se están fortaleciendo. «Están haciendo un gran trabajo de base en la zona y ese esfuerzo repercute dentro del campeonato escolar, ya que han elevado mucho sus prestaciones», recalca. Esta distribución propicia que todas las semanas se programen partidos por muchos pueblos, desde Araia a Ribavellosa, de Zigoitia a Oion, Labastida, Alegría, Amurrio, Artziniega, Legutiano o Llodio. «Cada vez están representados más municipios y hay que responder a todos. Se aproxima más a un Campeonato de Álava en su máxima expresión», apunta.

Torneo Olentzero

Hasta enero solo se jugará a mano y pala, y con el cambio de año arrancará la cesta. A la ya existente del Gasteiz Jai Alai, se le ha sumado una nueva escuela este curso, Marianistas. «En el futuro será como un filial», apostilla. Para la segunda parte de la temporada, cuando llega el Campeonato de Promoción, compaginarán el trabajo en pared izquierda con el trinkete. «La competición en mano y en pala es algo habitual. Depende de los años para introducir la pala cuero masculina o la paleta argentina femenina. También queremos potenciar la mano con los cadetes, pero en tecnificación de mano ya contamos con una actividad de trinkete», afirma. Además, a los benjamines les pararán de vez en cuando la competición para que se acerquen a la cesta y a la mano en trinkete.

El 17 de diciembre se detendrá la competición para celebrar el tradicional Torneo Olentzero. Se trata de la fiesta navideña de la pelota vasca escolar. Desde la federación organizarán un campeonato relámpago en las diferentes modalidades y categorías, contarán con invitados de excepción, ya que acudirán pelotaris profesionales, y se desarrollarán varios talleres, como la confección de txapelas, pintacaras o txokos de taco. También se potenciará uno que tiende puentes entre la pelota y el euskera. «El objetivo es que se rompa con la rutina del campeonato y acercar a los más jóvenes al frontón desde una manera lúdica y diferente en torno a la pelota», sentencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate