El Correo
Las cinco chicas que representarán al club en la Copa de España.
Las cinco chicas que representarán al club en la Copa de España. / Manu Cecilio

Una década por los tapices

  • El Club Gimnástico Dana disfruta de una doble celebración al cumplir el décimo aniversario de su fundación y el pase del equipo cadete base a la Copa de España

Después de que Elena Bertol se viera obligada a aparcar los entrenamientos en el polideportivo de Rekalde, un grupo de niñas apostó por continuar con la gimnasia rítmica junto a su preparadora. Así surgió el Club Gimnástico Dana, que acaba de cumplir una década de trayectoria por los tapices. Y como en todos los comienzos sufrieron bastantes impedimentos. Arrancaron en una típica sala de colegio, sin altura, y fueron recorriendo diferentes ‘instalaciones’ hasta conseguir asentarse hace ocho años en el Instituto de Eskurtze. «Los dos primeros cursos resultaron un poco complicados. Entrenábamos en un pabellón solo un día a la semana, los domingos.La economía no daba para más. Cuando conseguimos ubicarnos en la sede actual cambió todo», rememora Bertol.

De aquel primitivo grupo de doce chicas han pasado a las 60, que en la actualidad engrosan la entidad, desde los cuatro años en adelante. «Estamos muy contentas con la trayectoria. Hemos mantenido una buena progresión. No nos podemos quejar. Han sido muchas las niñas que han trabajado muy bien y han proporcionado muchas alegrías», apunta. Las más pequeñas encuadradas en iniciación se ejercitan dos horas semanales. Las escolares B aumentan la carga de trabajo y dedican entre seis y siete horas a la preparación. Las escolares A y las de base son las que más horas permancen sobre el tapiz, entre diez y doce horas. El cuerpo técnico está encabezado por la propia Elena y su mano derecha, Jone Pérez. Además, cuentan con la ayuda de Nerea Martínez de Lejarza para el trabajo con las más pequeñas.

A lo largo de estos diez años han materializado muchos éxitos. Para saborear el primero apenas tardaron, a pesar de las pésimas condiciones de trabajo. En el debut como club firmaron dos títulos de Euskadi y un subcampeonato de la mano de Jone Pérez, Uxue Sáez y Alazne Maqueda. También destacó Irati Alonso, primera gimnasta de la entidad en acudir a un Campeonato de España de la Juventud. «Estoy muy orgullosa de todas. Desde las que empezaron a las que están ahora, sin olvidarme de aquella primera generación de federadas. Sin ellas no habría podido hacer nada», subraya la entrenadora.

Ahora las miradas se centran en el quinteto que representará al club en la Copa de España que se celebrará del 8 al 13 de noviembre. El conjunto cadete base sacó billete para la cita al clasificarse en segunda posición en el Campeonato de Euskadi. Arabia Martínez, Ixone Mediavilla, Maite Simón, Oihane Bahamonde y Naia Hospital presentarán un ejercicio de pelota y cinta a los sones de ‘Carmen’. Serán las únicas representantes de la capital vizcaína y compartirán con el Xixili de Bermeo la defensa del pabellón de la provincia. «Llevábamos varios años sin hacer conjuntos y había ganas de terminar con esa tendencia. Decidimos sacarles del escolar para trabajar un poco más y van evolucionando. Quizás no tengan las mejores condiciones de todas, pero me gusta dar oportunidades para que vivan esa experiencia. Deben aprochar esta circunstancia al ser un recuerdo que les quedará grabado para siempre», esgrime.

Ayudas económicas

Para cuatro de ellas supondrá su debut en una cita de estas características. Solo Naia sabe el significado de competir en un Campeonato de España, al ejercitarse el año pasado en categoría infantil individual. En el cuerpo técnico están convencidas de que sacarán la rutina adelante. «Les veo que están trabajando bien dentro de su nivel. Unos días están mas nerviosas, otros más centradas. Tienen 13-14 años y en ese nivel son nuevas como quien dice. Por esos motivos debemos entrenar más y hay que estar más encima para ir puliendo detalles. Lo más complicado es que mantengan la concentración y que no se despisten. Pero estoy muy orgullosa de ellas».

Con el resto toman parte en la competición escolar que organiza la federación junto a la Diputación Foral de Bizkaia. Hasta finales de enero seguirán trabajando en el gimnasio tanto de manera individual como en conjuntos a la espera de la primera jornada. El Club Gimnástico Dana atraviesa un buen momento y están bien situadas en el panorama local. «La labor con la cantera depende de las generaciones, pero en líneas generales estamos bien. El año pasado presentamos dos equipos en las finales y quedaron subcampeonas», apostilla Bertol.

Normalmente las niñas que comienzan a relacionarse con la gimnasia rítmica en iniciación se enganchan y terminan cumpliendo todos los ciclos. Al principio se centran en jugar y en bailar, que es lo que más les atrae. «Les vamos mentalizando a la hora de cambiar de grupo y se emocionan con el salto», explica. Poco a poco les van familiarizando con los aparatos. «Suelen tocar la cuerda, que la ven en el patio, y la pelota, que es el primero que cogen. Les mostramos conceptos básicos», recalca.

Y como sucede en los deportes minoritarios, las problemas económicos forman parte del día a día. «Se trata de una modalidad cara. Sin la ayuda de los padres y madres, habría sido imposible este recorrido largo y duro. Ahora, por lo menos, tenemos un patrocinador, DBA», se sincera Bertol, que incide en la gran disponibilidad que han mostrado los responsables del instituto de Eskurtze para sacar adelente el proyeco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate