Un torneo de voleibol para visibilizar a la comunidad LGTB en Vitoria

Jon Cadierno ensaya una jugada con una compañera en un entrenamiento en Salburua. /B. C.
Jon Cadierno ensaya una jugada con una compañera en un entrenamiento en Salburua. / B. C.

Vitoria acoge el torneo Sagardovolley con el objetivo de visibilizar las dificultades que todavía debe superar el colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales

OLGA JIMÉNEZ

Jon Cadierno no conocía ni las reglas del voleibol. Sin embargo, con los primeros pasos del club Miaukatuz en 2014 y su creación oficial en 2016, se introdujo en su práctica y comenzó a entrenar para disputar torneos a nivel nacional e internacional. Es uno de los diecisiete chicos y cinco chicas que forman parte de este club deportivo que en un futuro pretende abrirse a más modalidades deportivas y que apuesta por la integración social, la diversidad de orientaciones sexuales, la pluralidad de géneros y la tolerancia. «Si bien es cierto que apoyamos explícitamente la lucha por los derechos de la comunidad LGTB, hay espacio para todos y todas. Somos un club inclusivo y el torneo también lo es. El mayor propósito es compartir y disfrutar de las experiencias en equipo, a nivel deportivo y, ante todo, social», comenta con convicción.

Mañana, el polideportivo de Judizmendi acogerá la II edición del torneo Sagardovolley, con la presencia de diez equipos venidos de París, Barcelona, Valencia, Zaragoza o Madrid, además de tres conjuntos de Vitoria. Desde esta experiencia, se pretende consolidar a la capital alavesa como una de las citas obligadas en la red de torneos pro-LGTB -colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales-, como lo son los ya prestigiosos Panteresport (Barcelona), Juegos del Cierzo (Zaragoza), Juegos del Orgullo (Madrid) o Jocs Taronja (Valencia). Estos campeonatos se han convertido en una muestra de la buena salud del deporte LGTB en España y de cómo aunar sensibilización y competición en un mismo evento.

A pesar de que los derechos de las personas homosexuales han dado pasos importantes, hay realidades que sitúan el deporte como un ámbito aún muy tabú. «Sigue habiendo mucha impermeabilidad a la hora de aceptar a la comunidad. También a las mujeres. Por eso hablamos de integración. Queremos conseguir un lugar de encuentro, que en Vitoria no hay tantos. ¡Qué mejor que a través del deporte!», afirma Cadierno, portavoz de Miaukatuz que, además, apuntó algún dato negativo que no deja en buen lugar a la sociedad alavesa. «Hace poco se publicó el diagnóstico LGTB en Vitoria y se pudo detectar que el deporte es un ámbito donde existe más odio, es decir, violencia verbal y psicóloga, no aceptación, e insulto, sobre todo a los chicos».

Buscar la «normalidad»

Si bien es cierto que los referentes ayudan al colectivo, como es el caso de personajes públicos que salen del armario, en el fútbol, el deporte rey, se cuentan con los dedos de una mano. «Es muy machista desde siempre. Jugar y ser homosexual implica enfrentarse a una masa enorme, con hombres en un porcentaje muy alto que no tienen normalizada la diversidad sexual. Es una pena que no haya figuras que hagan una campaña a favor para normalizar la homosexualidad en el fútbol».

El caso más relevante fue el del alemán Thomas Hitzlsperger, futbolista de élite que pasó por equipos de la Bundesliga, Premier o Calcio y que salió del armario tras retirarse en 2013 en el Everton su último equipo. «Nos gustaría que salir del armario no fuera noticia, eso significaría la normalidad que buscamos», sentencia Cadierno.

El torneo tendrá su parte deportiva y competitiva durante toda la mañana, de 9.00 a 15.00 horas, y otra parte más lúdica y festiva que concluirá en una sidrería en Aramaiona. La mejor excusa para compartir experiencias y, de paso, darle nombre al torneo Sagardovolley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos