Masters 1.000 de Shanghái

Otra sinfonía de Federer dinamita a Nadal

Federer. /Reuters
Federer. / Reuters

La enésima gran actuación del suizo le vale el título en Shanghái y la quinta victoria consecutiva sobre el manacorense

MANUEL SÁNCHEZ

Otra vez Roger Federer apareció en el camino. Como ya le había ocurrido a Rafa Nadal en cuatro ocasiones este año, el suizo le dejó con la miel en los labios y le arrebató el título a última hora. Un excelso Federer batió a Nadal (6-4 y 6-3) y sumó su Masters 1000 número 27, con el que alcanza los seis títulos este año.

Pese a haberse encontrado ya en 38 ocasiones sobre una pista, el encuentro, una vez más, era especial. Era su primer choque desde Miami, con Federer como campeón en Wimbledon y Nadal con las coronas en París y Nueva York. Los dos mejores tenistas del año, y probablemente de la historia, volvieron a la cancha en lados opuestos, después del experimento llamado Laver Cup, que los juntó como pareja de dobles hace apenas unas semanas.

Con el techo cerrado y la lluvia en la ciudad china, Nadal eligió sacar. El balear mostró durante el partido un vendaje en su rodilla derecha, producto quizás, del gran esfuerzo realizado en las pasadas semanas, con título en Pekín incluido. Sin embargo, Federer y sus 36 primaveras no atacan estos puntos débiles. El suizo no buscó cansar a Nadal, tarea casi impensable. Siguió la ruta de Australia, Indian Wells y Miami, y atacó sin piedad. En escasos segundos de encuentro llegaron las primeras pelotas de rotura, que Nadal salvó con su saque, pero a la tercera, el suizo conectó un ‘passing’ de revés que descolocó a Nadal. Era el balear el que subía a la red y Federer el que dominaba desde atrás.

Con el ‘break’ conseguido, romper el saque al ganador de 19 grandes parecía imposible. Federer mantuvo a 15, a 30, e incluso, su tercer juego al servicio, duró 50 segundos, lo que tardó en conectar cuatro saques imposibles de devolver.

Esta rutina se mantuvo hasta el final del primer set. Nadal sacó de forma excepcional (4 ‘aces’ y porcentajes cercanos al 75%), pero ese lunar en el primer juego, unido a un Federer que vuela cuando tiene ventaja, decantó el primer parcial.

Un par de «¡Vamos!» al comienzo del segundo set indicaron que, pese a las dudas, Nadal no se rendiría. Visiblemente cansado, física y mentalmente, Nadal aguantó lo que lo hizo su saque. Una rotura en el quinto juego puso el partido de cara para un Federer que acabó con la friolera de 28 ganadores, 11 errores no forzados y porcentajes al servicio superiores al 80%.

El número uno sigue en juego y podría decidirse en el próximo torneo de Basilea, de categoría ATP 500, donde ambos contendientes se volverán a encontrar. Con este resultado, Nadal se sitúa con 10.465 puntos, por lo que la ventaja con el suizo se queda en 1.960.

Federer ya tiene 94 títulos en su haber y deja el cara a cara con Nadal en 23 victorias para el balear y 15 para el de Basilea. Además, en finales, Nadal sigue líder 14-10, pero Federer aumenta su renta sobre pistas de cemento (9-11). Por su parte, el manacorense se queda con 76 títulos y rompe una racha de seis finales consecutivas ganadas.

Fotos

Vídeos