Final Cuatro y Medio

«No me fío de nada ni de nadie»

Mikel Urrutikoetxea posa para EL CORREO tras la entrevista en un establecimiento hostelero de Zaratamo. /Borja Agudo
Mikel Urrutikoetxea posa para EL CORREO tras la entrevista en un establecimiento hostelero de Zaratamo. / Borja Agudo
Mikel Urrutikoetxea - Finalista del Cuatro y Medio

Llega imbatido al choque decisivo del Cuatro y Medio, pero no quiere el cartel de favorito «porque un duelo así es totalmente diferente»

JUAN PABLO MARTÍNZaratamo

Las sensaciones que transmitió en el arranque del torneo con su victoria contra Altuna III las ha mantenido a lo largo de todo el campeonato. Aun así, Mikel Urrutikoetxea no quiere relajaciones aunque el rival en la final sea el mismo. Cada vez está más a gusto en la cancha, pero es consciente de la dificultad de un partido así, por lo que todo lo que haga el próximo domingo en el Bizkaia «debe tener un sentido».

- ¿Cómo está su dedo anular de la mano izquierda?

- Tengo que dejar que la uña crezca un poco para evitar que la pelota golpee la punta, que es donde está la fractura. Tampoco me impide entrenar, aunque con molestias.

- En la semifinal se volvió a dañar el dedo en un resto de saque.

- Normalmente los golpes malos van al sitio donde te duele. Pero no fue nada importante.

- Vuelve a jugar una final un año después.

- Es algo especial y estoy muy contento. El año pasado me quedé a las puertas en esta distancia. Teniendo en cuenta el nivel de pelotaris que hay, siempre cuesta llegar.

- ¿Se le ha hecho largo?

- No, porque he estado cerca. El año pasado me dejó fuera Bengoetxea VI tanto en el Cuatro y Medio como en el Manomanista, y en ambos fue campeón.

- Tras jugar cuatro finales seguidas, ha pasado un año sin disputar un título, ¿genera eso ansiedad?

- Para nada. Las sensaciones aún no estando en la final fueron buenas en ambos torneos. Me quedé a las puertas, pero he seguido tratando de hacerlo lo mejor posible y he vuelto a llegar a otra.

- El objetivo que se marcó al inicio del campeonato es estar donde esta ahora.

- Siempre. El mío y el de todos los pelotaris que están en la presentación de cada torneo.

Ambicioso

- Ha ganado el triplete pero quiere más.

- Sigo siendo ambicioso. A mi edad quiero conseguir más txapelas, estar en finales, porque todo deportista busca estar en lo más alto.

- Todo lo que rodea a una final, ¿es tan especial?

- Claro. Es algo que sueñas desde joven. Ves partidos en el televisión y te pones a pensar que ojalá llegue el día en que esté yo en esa situación. He estado en cuatro ocasiones y la quinta me hace la misma ilusión que la primera.

- ¿Qué se siente en el cajón más alto delante de tanta gente?

- Felicidad. Es un momento en el que se te pasan muchas cosas por la cabeza. Aunque con los años creo que lo valoraré más.

- Cuando ganó la semifinal en el Adarraga miró hacia arriba y dedicó el triunfo a alguien.

- Si gano la txapela sabréis quién es.

«Es algo especial y estoy muy contento. Cuesta llegar viendo el nivel de los pelotaris que hay» Regreso a una final

- ¿Ha preparado de forma expresa el Cuatro y Medio?

- Jugué bastantes partidos en verano y no tuve mucho tiempo. Unos doce días. Hice algunos entrenamientos y las sensaciones fueron buenas. Con los partidos he cogido confianza.

- Aun así, no ha perdido ningún duelo. ¿Qué habría pasado si llega a tener más tiempo?

- Igual todo sale peor porque me habría comido más la cabeza.

- ¿Es de los que le da muchas vueltas a un duelo?

- Intento no dárselas, pero quieras o no siempre hay esa tensión y esas ganas de querer hacerlo bien porque es un campeonato importante, y si te quedas fuera tienes que esperar un año.

- Se le ha visto más curtido.

- Cada vez estoy más a gusto en la cancha. Físicamente estoy mejorando, aunque todavía me queda. Con los años espero encontrarme todavía mejor.

- El máximo número de tantos que ha encajado en un partido en este torneo ha sido 14. ¿Eso es bueno o malo de cara a la final?

- No tiene nada que ver. La final es un partido totalmente diferente. Siempre hay más presión, tensión, y en ese momento tienes que estar al 100%, sino el adversario te pasa por encima.

Rival en gran momento

- ¿Semejante autoridad no puede generar un exceso de confianza?

- Para nada. Ni me siento favorito, ni creo que pueda ganar ese partido fácil. Sé que si quiero tener opciones tendré que hacerlo todo perfecto porque mi rival está en un gran momento de juego.

- Las dos veces que se ha medido a Altuna III le ha ganado fácil en cuartos.

- Eso sólo sirvió para clasificarme para semifinales antes que otros, pero no tiene nada que ver. Cambia el frontón, la situación, el momento...

- No se fía de nada.

- Ni de nadie. Todos los partidos me parecen difíciles. Hay que salir centrado e intentar darlo todo.

«Físicamente le veo mejor que el año pasado. Aguanta bien los partidos y en defensa está más fuerte» Altuna III

- ¿En qué ha mejorado Altuna III en los últimos partidos?

- Todo lo hace muy bien. Termina muy fácil el tanto y físicamente le veo mejor que el año pasado. Aguanta muy bien los partidos, en defensa está más fuerte...

- ¿Seguirá las mismas pautas que le sirvieron para ganarle?

- Nunca se sabe, porque llegas al choque con unas ideas y, según transcurra, igual tienes que cambiarlas. Todo lo que haga debe tener un sentido.

- ¿Qué tiene Altuna III que no tenga usted?

- Cada uno tiene su estilo de juego. Me gusta como juega el guipuzcoano y ver sus partidos porque disfruto.

- ¿Y aprende algo?

- De cualquier partido se puede aprender algo. Cuando puedo veo los tres partidos de un festival.

- Ahora es más duro mentalmente.

- Y todavía puedo serlo más. Hay que aprender a sobrellevar los bajones y cuando las cosas no salen. Ser más duro para volver al buen camino.

- ¿Las finales que ha vivido ayudan?

- El ejemplo está en la final que le gané a Irujo con remontada. Los partidos acaban en el cartón 22 y hay que luchar hasta el último tanto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos